Alimentos Que no Puedo Comer Con ERGE

Alimentos Que no Puedo Comer Con ERGEEn este artículo te voy a mostrar los alimentos que no puedes consumir si padeces ERGE. 

Cuando los episodios de acidez y reflujo gástrico se vuelven muy habituales, molestos e incluso dolorosos, lo más probable es que hayan evolucionado a la enfermedad por reflujo gastro-esofágico, conocida como ERGE.

Ahora es cuando debes ponerte serio para sanarte y eliminar todo consumo de los alimentos que empeoran la enfermedad, por lo tanto toma nota de los siguientes alimentos y elimínalos de tu dieta.

Aunque en un principio pueda parecer una lista muy larga, no te desanimes, ya que la mayoría de los alimentos perjudiciales para la ERGE tienen su alternativa saludable.

A continuación te comento los alimentos que no puedes comer con ERGE y sus razones.

Las bebidas prohibidas

Debido al gas y a la cantidad de azúcar que contienen, los refrescos y las bebidas con gas o carbonatadas provocan episodios de acidez y no son nada saludables.

Por su parte, el café contiene mucha cafeína, que es la que aumenta los niveles de ácido en tu estómago.

Debes reducir o incluso eliminar las bebidas alcohólicas, ya que el alcohol resulta demasiado fuerte para los episodios de reflujo, llegando a empeorarlos, generando lesiones dolorosas en las mucosas estomacales y esofágicas.

Cuando se padece reflujo se recomienda tomar mucho té, pero el té de menta es totalmente desaconsejable, ya que irrita la mucosa estomacal.

También debes evitar los jugos de frutas cítricas como la naranja o el limón, ya que aumentan la acidez y la sensación de ardor.

Los dulces y la comida rápida

La cantidad de azúcar, las grasas procesadas y los ingredientes artificiales que contiene la bollería industrial, los dulces, los chocolates y los pasteles es de muy difícil digestión.

El consumo de estos alimentos provoca que el estómago genere más ácido estomacal del necesario y acabe por ascender al esófago.

La comida rápida o los platos preparados están cocinados con ingredientes poco naturales y con muchos conservantes, produciéndote digestiones pesadas.

Las frutas perjudiciales

Todas las frutas son sanas y están llenas de vitaminas, pero existen algunas frutas de consumo habitual que pueden perjudicar los síntomas de la ERGE, acrecentando la acidez y provocando episodios incómodos de reflujo gástrico.

Las frutas que contienen ácido cítrico son las que debes evitar, como limones, limas, naranjas, mandarinas, pomelos o bergamota.

El resto de frutas puedes consumirlas diariamente sin problemas, ya que son una buena fuente de vitaminas y minerales.

Los kiwis o la piña, aunque no son cítricos, pueden resultar demasiado ácidos para tu estómago.

Puedes probar a consumirlos con moderación y observar sus efectos.

Las verduras que empeoran el ERGE

Comer verdura habitualmente es muy beneficioso cuando se padece de ERGE, gracias a su alto contenido en fibra y agua que mejora las digestiones y reduce los niveles de ácido estomacal.

Además las verduras tienen un alto contenido en vitaminas y minerales que te ayudarán a luchar contra los síntomas de la ERGE.

Pero hay un par de verduras con las que debes tener especial cuidado.

Los tomates y los pimientos, ambas hortalizas comunes, pueden resultar demasiado ácidas y pesadas para tu estómago, irritando la mucosa estomacal y provocando altos niveles de ácido.

Atento a los derivados del tomate, como las salsas de tomate o la sopa, que también pueden perjudicarte.

La carne y el pescado

Para consumir carne y pescado la regla es muy sencilla: nunca consumas estos dos alimentos fritos o con demasiado aceite.

Siempre debes cocinarlos y consumirlos hervidos, en estofado, al horno o asados.

De esta manera, tu estómago podrá digerirlos con facilidad y sin ocasionarte molestias mayores.

El tipo de carne que debes consumir debe ser siempre baja en grasa, como la carne de pollo sin piel o carne de pavo.

Las grasas provocan digestiones pesadas, aumentando automáticamente los niveles de ácido estomacal.

Olvídate de la carne grasosa de cerdo, de las carnes frías enlatadas, del tocino o del famoso beicon.

Mención especial reciben los embutidos, tan llenos de conservantes artificiales, especias fuertes y grasas animales, que debes eliminarlos por completo de tu dieta para evitar acrecentar los síntomas de la ERGE.

En cuanto al pescado, si tus molestias como el reflujo ácido o la acidez estomacal son muy acusadas, lo mejor es que consumas pescado blanco o marisco, que es más bajo en grasas que el pescado azul.

Nunca prepares el pescado frito o rebozado, hazlo siempre al horno o a la plancha.

Los lácteos debes consumirlos con cuidado

El problema de los lácteos sobre la ERGE es cuando estos lácteos son altos en grasas.

Si quieres consumir leche de vaca, debe ser siempre desnatada o descremada, baja en grasa, ya que la grasa que contiene habitualmente te generará digestiones pesadas con episodios de reflujo.

Puedes elegir consumir leches vegetales, una alternativa saludable y rica en fibra para sustituir la leche entera de vaca.

Pon especial atención a los derivados de la leche, como yogures, mantequillas o quesos.

Procura que siempre sean bajos en grasas o “light”.

Pan, cereales y huevos

El pan y los cereales no deben darte ningún problema, pero lo mejor es consumirlos en su formato integral, ya que contienen más fibra.

Revisa aquellos productos fabricados con cereales que contengan leche, ya que la leche debe ser baja en grasa.

Los huevos son un alimento muy proteico que puedes consumir, pero nunca fritos o cocinados con aceite.

Especias, picantes y fritos

En el caso de las especias utilizadas para cocinar o para conservar algunos alimentos, debes tener cuidado, ya que suelen resultar ser demasiado fuertes para tu estómago, generando digestiones incómodas y pesadas.

La pimienta es una de las especias que debes evitar.

El vinagre o el limón para aderezar platos no son nada recomendables cuando se padece de ERGE.

Debes evitar a toda costa platos picantes como platos orientales, indios y salsas picantes.

Por último debes saber que cualquier alimento preparado frito o rebozado resultará demasiado pesado para tu estómago, generando exceso de ácido estomacal y produciéndote una mala digestión, empeorando la ERGE.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.