Aloe Vera, Limón y Miel: Cuáles Ayudan Para el Reflujo y Cuáles Son Malos

Aloe Vera, Limón y Miel: Cuáles Ayudan Para el Reflujo y Cuáles Son MalosEn este artículo te voy a mostrar si el aloe vera, el limón y la miel ayudan a controlar el reflujo. 

Tres productos muy comunes en tu alimentación y en los tratamientos naturales que tienes a mano son el aloe vera, el limón y la miel.

No obstante, puede que tengas dudas sobre sus beneficios si padeces de reflujo, una enfermedad que está íntimamente ligada a los alimentos que consumes.

Por ello, aquí vas a descubrir cuáles de estos tres productos son buenos y cuáles son malos, por lo que no pierdas detalle de los siguientes consejos.

Comenzaré hablándote del aloe vera, una planta medicinal que es muy buena para tratar los problemas ocasionados con el reflujo.

El aloe vera, también conocido como sábila, está cargado de sustancias capaces de rebajar los ácidos estomacales para evitar que los episodios de reflujo causen dolores más intensos de lo normal.

Además, esta planta también puede ayudarte a regenerar los tejidos que se han visto afectados por los continuos episodios de reflujo, por lo que quiero recomendarte su consumo sin ningún tipo de duda.

La mejor forma de aprovechar los beneficios del aloe vera es preparar con la pulpa de esta planta un jugo, ya que así conseguirás que todas sus virtudes se mantengan intactas.

Vamos ahora con el limón, una fruta que debería desaparecer de tu dieta si padeces de reflujo constantemente.

Pese a que el limón posee algunas sustancias capaces de mejorar algunas de las consecuencias que tiene tu enfermedad, su acidez lo hace muy desaconsejable para ti.

Esto se debe a que puede elevar los niveles de sustancias ácidas en tu estómago y empeorar los síntomas de tu enfermedad.

Por ello, intenta que el limón desaparezca de tu dieta o consumirlo lo menos posible, ya que así recuperarás rápidamente la calidad de vida que el reflujo te ha hecho perder.

El último alimento del que quiero hablarte es la miel, una de las sustancias naturales más ricas desde el punto de vista nutricional.

Consumir miel de una forma moderada no debería ocasionar ningún problema relacionado con el reflujo.

Al contrario, este alimento puede rebajar la acidez de tu estómago y prevenir la aparición de los episodios de reflujo, por lo que puedes consumirlo con total tranquilidad.

Además, puedes usar la miel para endulzar tus infusiones o tus licuados.

Por lo tanto este producto se presenta como la mejor alternativa a otros como el azúcar refinado que sí pueden dañar tu estómago y hacerte empeorar de los desagradables síntomas que suelen acompañar al reflujo gastroesofágico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.