Anís en Grano Para el Reflujo Gástrico

Anís en Grano Para el Reflujo GástricoEn este artículo te voy a hablar de las propiedades del anís en grano y te diré cómo consumirlo para tratar el reflujo gástrico. 

A buen seguro que, si eres padre, has utilizado alguna vez las infusiones de anís para evitar que tu bebé tuviese un cólico del lactante.

Y es que las propiedades de este alimento de cara a relajar el estómago y favorecer la digestión son conocidas desde tiempos inmemoriales.

Por ello, quiero emplear este artículo para explicarte todos los beneficios que te puede aportar con el objetivo de combatir el reflujo gástrico.

El anís en grano posee grandes cantidades de vitaminas del grupo B, es decir, de aquellas que no deben faltar en tu organismo si quieres reducir el impacto de los síntomas del reflujo en tu bienestar general.

De hecho, estas sustancias relajan las paredes del estómago, ayudan a crear un ambiente alcalino en su interior, moderan la segregación de ácidos gástricos y regeneran los tejidos dañados.

Por si fuese poco, el anís en grano contiene otros muchos minerales que tu cuerpo necesita para llevar a cabo todos sus procesos vitales.

Pero, ¿cómo debes tomar estas semillas para aprovechar al máximo todos sus beneficios? Existe una gran variedad de formas.

La mejor forma de disfrutar de todas las cualidades del anís en grano es elaborando infusiones a partir de él.

En este sentido, basta con meter en una bolsita unas cuantas semillas y dejarla reposar dentro de un vaso de agua caliente durante 5 o 10 minutos.

Te aseguro que el sabor que posee este preparado es absolutamente delicioso.

Por otro lado, también puedes utilizar el anís en grano para dar sabor a tus guisos.

En este sentido, basta con echar unas cuantas semillas en la olla en la que los prepares mientras se están cocinando para que adquieran una nota de su peculiar sabor y se empapen de todas sus propiedades.

Asimismo, te aconsejo que ralles unas cuantas y viertas el polvo resultante sobre cualquier ensalada.

El anís en grano es especialmente recomendable en aquellos platos que posean altas cantidades de grasas.

Como bien sabrás, debes evitar esta sustancia en tu dieta todo lo posible ya que dificulta la digestión y favorece la aparición de reflujo gástrico, si bien es cierto que, en algunas ocasiones, es imposible evitarla.

Pues, a este respecto, las semillas de anís pueden ayudarte a contrarrestar el efecto que hacen sobre tu aparato digestivo y prevenir la aparición de acidez estomacal.

En definitiva, si quieres dar un paso más para erradicar por completo el reflujo gástrico de tu vida, incluye el anís en grano en tu dieta.

Te aseguro que es una decisión muy acertada.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.