Cambios en Nuestra Dieta Para Combatir la Acidez Estomacal

Cambios en Nuestra Dieta Para Combatir la Acidez EstomacalEn este artículo te voy a mostrar los cambios que debes realizar en tu dieta para combatir la acidez estomacal.

La acidez es una dolencia muy común relacionada con un desequilibrio en los ácidos del estómago que intervienen en el proceso de digestión.

Existen numerosos remedios, tanto medicamentos como elementos naturales, para combatir el malestar provocado por esta dolencia.

Sin embargo, para prevenir y eliminar por completo los síntomas derivados de la acidez, conviene realizar un cambio drástico en la alimentación.

De este modo, podrás recuperar de forma natural el equilibrio del sistema digestivo sin necesidad de recurrir a elementos externos.

Así, el primer paso que debes dar si deseas adaptar tu dieta a un proceso de lucha contra la acidez será la eliminación de todos esos alimentos que resultan irritantes o perjudiciales para la salud del estómago.

Los platos precocinados, los alimentos con mucha cantidad de especias, las grasas saturadas.

Como así también la bollería industrial, con fuerte presencia de elementos químicos y un enorme contenido calórico, son los principales objetivos que hay que excluir inmediatamente de la dieta.

Al menos, reducir su consumo progresivamente tanto como sea posible.

De igual modo, el exceso de alcohol y el tabaco son altamente perjudiciales para el sistema digestivo.

Resultan irritantes y provocan, en el primer caso un exceso de ácido, en el segundo una debilidad del esfínter gastroesofágico encargado de impedir que los ácidos estomacales salgan de su lugar.

Sustituye todos estos alimentos perjudiciales por otros de gran contenido en fibra, para mejorar la eliminación de toxinas del organismo y regular el sistema digestivo de forma natural.

Las frutas y las verduras deben tener una presencia diaria en la dieta, siendo recomendable su consumo en zumo exprimido y puré.

También puedes jugar con las recetas probando a introducir verduras cocidas, a la plancha, al horno o salteadas para descubrir todo un interesante mundo de sabores que te ayudará a apreciar la dieta sana.

Los pescados y las carnes magras como el lomo de cerdo, el pollo o el pavo, junto a los huevos, que deben evitar consumirse fritos, son las principales fuentes de proteínas de una dieta equilibrada.

Por otra parte, las legumbres, el pan y los cereales serán la clave para introducir hidratos de carbono de una forma natural y sana sin caer en los azúcares refinados.

Combina esta alimentación sana y variada con una vida activa en la que el deporte juegue un importante papel.

De esta manera conseguirás mantenerte en el peso ideal regulando también tu sistema digestivo y eliminando los síntomas de acidez.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.