¿Cómo Acabar Con el Reflujo Gástrico Con Estos Alimentos Sanadores?

¿Cómo Acabar Con el Reflujo Gástrico Con Estos Alimentos Sanadores?En este artículo te voy a mostrar cómo acabar con el reflujo gástrico con alimentos sanadores y naturales. 

La salud digestiva está muy relacionada con los alimentos que comemos.

Es por ello que ingerir ciertos alimentos puede mejorar tu caso de reflujo gástrico, ayudando a paliar los síntomas e incluso a curarlo.

Comenzar a cuidarte llevando una dieta equilibrada es lo mejor para afrontar el reflujo y sus molestos dolores.

A continuación te nombraré diversos alimentos que pueden ayudarte a acabar con este problema de salud de manera natural.

Avena y miel

La avena es uno de los primeros alimentos que debes agregar a tu dieta para el reflujo.

Su sabor es suave y agradable.

Además, es un cereal ideal para comenzar el día gracias a la energía que aporta.

Resulta muy beneficiosa para el reflujo gástrico gracias a su efecto esponja.

Al estar en el estómago, la avena absorbe todo el exceso de ácido gástrico, causante de empeorar los síntomas del reflujo.

Los copos de avena también mejoran la digestión gracias a la gran cantidad de fibra que contienen.

Este tipo de cereales es ideal para aliviar las digestiones y para conseguir que el sistema digestivo funcione correctamente.

Una de las mejores maneras para consumir avena es haciendo gachas de avena con miel.

Para preparar este desayuno solamente debes calentar un vaso de agua, de leche desnatada o vegetal.

Cuando esté hirviendo, agrega 3 cucharadas soperas de copos de avena, remueve, apaga el fogón y deja reposar 10 minutos.

Añade una cucharada de miel para endulzar y consume caliente.

También puedes añadir avena a tus batidos y postres.

Miel como endulzante

¿Por qué es buena para el reflujo la miel como endulzante?

Debes saber que el azúcar blanco refinado es muy perjudicial si padeces reflujo.

Una buena alternativa para endulzar alimentos y bebidas es la miel.

Existen muchos tipos de miel, dependiendo de la flora que se encuentre cerca de las abejas, pero todos estos tipos tienen en común propiedades antisépticas.

De esta manera, al consumir miel, estarás ayudando a que las mucosas esofágicas y estomacales dañadas por el reflujo sanen antes.

Además, este alimento tiene propiedades antiácidas.

Así pues, la miel es perfecta para endulzar postres, bebidas y batidos.

También puedes probar a tomar 2 cucharadas de miel disueltas en un vaso de agua tibia en ayunas.

El agua tibia junto con la miel balancean los niveles de ácido estomacal para ayudarte a eliminar las molestias.

Yogur desnatado

El yogur natural (sin azúcar) siempre se ha recomendado para regular el pH estomacal gracias a su contenido en microorganismos beneficiosos para tu salud.

Estos microorganismos se encargan de mejorar tus digestiones y hacer que tu tracto digestivo funcione con normalidad.

Recuerda que debe ser yogur desnatado, ya que así evitarás que las grasas animales de los lácteos te perjudiquen.

Manzanas

Todas las frutas no ácidas son muy beneficiosas para tratar de aliviar el reflujo gracias a su alto contenido en fibra y agua, que mejora las digestiones y regula el ácido estomacal.

Las manzanas maduras con piel son especialmente útiles a la hora de mantener una buena salud gastrointestinal, ya que contiene sorbitol.

Las pectinas digestivas de la manzana ayudan a tener unas buenas digestiones y sus propiedades anti-inflamatorias ayudan a que las mucosas dañadas y el estómago se relajen.

Puedes probar a hacer manzana asada al horno.

Este tipo de plato es muy suave para tu estómago si se prepara sin azúcar o algún otro añadido.

Arroz integral

Debes saber que los cereales integrales son los mejores para gozar de una buena salud gástrica.

El arroz integral cocido utilizado como acompañamiento para otros platos te aportará una buena cantidad de fibra soluble que se encargará de regular el ácido gástrico de tu estómago.

A la vez te ayudará a proteger las mucosas y a tener buenas digestiones.

Además, este arroz tiene un efecto saciante, por lo que reducirá la pesadez estomacal al evitar que comas en exceso.

La leche de arroz también es muy beneficiosa para equilibrar los procesos gástricos.

Resulta tan suave para el estómago que es recomendable tomarla cuando se padece reflujo gástrico.

Tiene los mismos beneficios que el arroz integral cocido y puedes tomarla cuando quieras.

Espinacas

Las verduras de hoja verde, como las espinacas o las acelgas, son las que más contenido en fibra y agua tienen.

Te ayudarán a mantener una buena salud gástrica y unas buenas digestiones.

Además, su contenido en minerales, vitaminas y hierro es perfecto para que tu organismo pueda recuperarse rápidamente de los episodios pasados de reflujo.

Jengibre

La raíz de jengibre es famosa por sus propiedades digestivas.

Su contenido en gingerol hace que tenga propiedades analgésicas y anti-inflamatorias, su consumo ayuda a mejorar la digestión y a regular los ácidos estomacales.

También contiene antioxidantes, capaces de acelerar el proceso curativo de las mucosas estomacales y esofágicas.

Sus propiedades anti-inflamatorias lo convierten en un alimento muy eficaz a la hora de reducir las molestias causadas por los episodios de reflujo.

Puedes tomar el jengibre en té para sentir un alivio rápido o utilizarlo como especia para aderezar tus platos.

Si estás embarazada debes consultar al médico antes de tomar este tipo de raíz.

Infusiones que reducen el estrés

Es bien sabido que el estrés y la ansiedad empeoran el reflujo gástrico y sus síntomas hasta el punto de ser algo doloroso e incómodo.

Es por ello que te voy a recomendar diferentes infusiones que actúan sobre tu organismo para reducir los niveles de estrés acumulado y conseguir que no afecte directamente a tu reflujo.

Prueba a agregar infusiones a tu dieta como la manzanilla, la tila, la valeriana o la melisa.

Una taza de alguna de estas infusiones durante el día y otra antes de dormir te ayudarán a reducir los niveles de ansiedad y estrés.

Así conseguirás que no te afecte al estómago y el reflujo se calmará, permitiéndote dormir sin interrupciones molestas.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.