¿Cómo Acostarse Después de Almorzar Para Evitar Reflujo?

¿Cómo Acostarse Después de Almorzar Para Evitar Reflujo?En este artículo te voy a brindar una serie de consejos sobre cómo debes acostarte después de almorzar para evitar el reflujo gástrico. 

Probablemente sepas, si tu problema de reflujo ácido se ha vuelto lo suficientemente grave, que dormir y descansar adecuadamente después de almorzar, puede llegar a convertirse en una auténtica ilusión.

Por ello, quiero dedicar este artículo a hacerte una serie de recomendaciones acerca de cómo debes acostarte para evitar que los síntomas del reflujo no te dejen descansar.

1. Cuida tu alimentación en el almuerzo.

No puedo empezar de otra forma esta serie de consejos sin recordarte que hagas especial hincapié en el hecho de cuidar lo que comes antes de meterte en la cama.

Y es que determinados alimentos, así como las comidas abundantes, son tus peores enemigos de cara a combatir el reflujo gástrico y, consecuentemente, de conseguir un descanso reparador.

Por tanto, te recomiendo encarecidamente que evites la leche, el alcohol, el chocolate y las bebidas con gas antes de acostarte.

De igual modo, reduce al mínimo el volumen del almuerzo y trata de que se base en alimentos ricos en fibra ya que estos se digieren muy rápidamente.

Te aseguro que lo agradecerás.

2. Acuéstate recostado sobre el lado izquierdo.

Puede parecer, en primera instancia, una cuestión sin relevancia, pero te aseguro que no lo es.

De hecho, está científicamente demostrado que aquellas personas que tienden a dormir sobre su costado izquierdo sufren menos episodios de reflujo al acostarse.

Esto se debe, principalmente, a que el estómago se encuentra ligeramente hacia la derecha y, al apoyarte sobre ese lado, estimulas la producción de ácidos gástricos durante el sueño.

3. Acuéstate siempre con ropa cómoda.

Por razones similares a las expuestas en el epígrafe anterior he de recomendarte que el pijama que uses para acostarte sea lo más holgado y cómodo posible.

Y es que, de no ser así, puedes acabar comprimiendo en exceso tu estómago y provocando la segregación de jugos gástricos mientras duermes.

4. Duerme ligeramente inclinado.

Acostarte sobre el lado izquierdo te ayudará a prevenir el reflujo pero, si además puedes elevar la cabeza, al menos, unos 20 centímetros, te encontrarás en la situación ideal para prevenir la aparición de un episodio de reflujo.

Puedes llevar a cabo esta acción, en caso de que no poseas una cama reclinable, poniendo bajo tu cabeza las almohadas que sean necesarias.

La eficacia de este método radica en que favorece que la gravedad cumpla con su cometido y consiga que los contenidos del estómago no presionen el esfínter esofágico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.