¿Cómo Aliviar de Forma Inmediata la Acidez?

¿Cómo Aliviar de Forma Inmediata la Acidez?En este artículo te voy a mostrar cómo aliviar de forma inmediata la acidez de una manera natural. 

Cuando aparecen los episodios de acidez, lo hacen sin avisar y en los peores momentos posibles: cuando intentas descansar, después de comer o en pleno trabajo.

¿Qué puedes hacer para aliviar la acidez de manera inmediata?

A continuación te voy a comentar varios trucos que te pueden servir para calmar las molestias y dolores de la acidez estomacal rápidamente.

Prueba varios y quédate con el que mayor efecto tenga.

Comer un plátano

¿Puede un único plátano aliviar tu acidez?

La verdad es que sí.

Cuando sientas que el ácido estomacal está molestándote, toma un plátano maduro y notarás un alivio al momento.

Los plátanos tienen una capacidad relajante para los músculos del estómago gracias a su contenido en potasio.

Su efecto antiácido natural minimizará los niveles de ácido, ayudando a que ya no asciendan hacia tu garganta.

Las rodajas de plátano seco también pueden ser muy útiles y puedes llevarlas contigo a todas partes.

Agua

El agua es la sustancia más natural que ayuda al estómago a mantener los niveles de ácido normalizados.

Pero muchas veces nos olvidamos de beber agua por estar ocupados en otras cosas, y la mucosa del estómago sufre deshidratación.

Se genera más ácido para intentar compensar la falta de agua y acabas por sufrir dolorosos episodios de acidez.

Lo mejor es beber poco a poco un vaso de agua, y verás cómo la sensación molesta remite.

No debe ser agua fría, y mucho menos con hielo.

Lo ideal es que sea agua a temperatura natural.

Bicarbonato

El bicarbonato de sodio, presente en muchas cocinas para cocinar, resulta un antiácido natural gracias a sus propiedades alcalinas.

Es un remedio muy popular gracias a sus rápidos efectos y a la facilidad de preparación.

Basta con que agregues dos cucharadas de bicarbonato en un vaso de agua natural, diluye bien y bebe al momento.

Comenzará a hacer efecto unos minutos después y notarás cómo los síntomas de la acidez desaparecen.

Té de manzanilla

Una de las plantas que siempre debes tener cerca es la manzanilla.

Sus flores, que usualmente vienen ya molidas en bolsitas de té, tienen propiedades relajantes que actúan sobre los músculos estomacales y esofágicos para calmar el dolor producido por el exceso de ácido.

Además, la manzanilla actúa como protector de estómago natural, por lo que protegerá tu estómago de la abrasión y reducirá los niveles de ácido.

Toma una taza de té de manzanilla caliente y notarás sus beneficios rápidamente.

Anís

El anís siempre se ha utilizado para calmar los trastornos digestivos y para reducir los gases intestinales de manera efectiva.

Te recomiendo que tengas siempre estrellas de anís en casa.

Las venden en tiendas de remedios naturales y son perfectas para agregarlas a cualquier té o infusión, como el té de manzanilla que te acabo de comentar.

El anís potenciará los efectos beneficiosos de este tipo de infusiones a la vez que les otorga un sabor único y delicioso.

Masticar regaliz

Masticar raíz de regaliz cuando tienes un episodio de acidez es muy útil gracias a su contenido en flavonoides.

Esta sustancia se encarga de evitar los espasmos estomacales que provocan el reflujo gástrico, además de ayudar a tener buenas digestiones.

La raíz de regaliz la puedes encontrar en muchos herbolarios y es muy sencilla de almacenar, pero debes tener cuidado con la raíz de regaliz si padeces hipertensión.

La papaya

Un par de rodajas de papaya son un remedio muy potente a la hora de calmar rápidamente un episodio de acidez.

La papaya contiene una enzima digestiva conocida como papaína.

Esta se encarga de reducir el nivel de acidez, aliviando el estómago.

También ayuda con la digestión, en especial las digestiones pesadas con mucha grasa.

Procura tener siempre papaya a mano.

Existe extracto de papaya o tabletas de papaya de venta en herbolarios que pueden servirte también, pero siempre es recomendable elegir la fruta, que es la opción más saludable.

Almendras

¿Cuántas veces has tenido episodios de acidez fuera de casa?

Es una sensación muy incómoda que puede influir en tus acciones diarias.

Lo mejor es llevar siempre una bolsita de almendras contigo para aplacar estas molestias en cualquier lugar.

Las almendras crudas o tostadas al sol te darán un extra de energía, además de producir sensación saciante y regular el pH de tu estómago.

De esta manera, los niveles de ácido se reducirán y podrás pasar un día más tranquilo.

Recuerda que las almendras fritas o saladas no sirven para la acidez, ya que la empeoran.

Chicle

Suena extraño, y aunque el chicle en sí mismo no tiene ninguna propiedad beneficiosa, sí lo tiene la acción de masticarlo.

Al masticar chicle, generarás más saliva, que ayudará a diluir los ácidos estomacales.

Tiene una acción parecida al agua, por lo que si no tienes una botella de agua a mano, siempre puedes tener un chicle en el bolsillo para este tipo de emergencias.

Además, el chicle te ayudará a relajar un poco los nervios, que también provocan acidez y empeoran sus síntomas.

Elige siempre chicles sin azúcar para no dañar tus dientes y empeorar tu caso de acidez.

Té de jengibre

Otro té que es muy útil para tratar la acidez es el té de jengibre.

El jengibre fresco tendrá más efecto, por lo que corta dos rodajas de raíz de jengibre y colócalas en una taza con agua hirviendo.

Deja reposar 10 minutos y toma en caliente.

El jengibre te ayudará a regular el ácido estomacal a la vez que calmará los dolores producidos por este ácido.

Además, su contenido en antioxidantes a la larga es muy beneficioso para tu salud, ya que ayudará a reparar los tejidos dañados por el reflujo ácido.

Procura tener siempre jengibre en casa para hacer estas deliciosas y útiles bebidas.

Todos estos remedios son de fácil acceso, y algunos puedes usarlos incluso fuera de casa, lo que resulta muy útil en una emergencia.

Recuerda que estos remedios no serán igual de eficaces si no llevas una dieta sana y has eliminado los malos hábitos de tu rutina.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.