¿Cómo Practicar Yoga Para Reflujo Gástrico?

¿Cómo Practicar Yoga Para Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a mostrar cómo practicar yoga para combatir el reflujo gástrico. 

El yoga es una de las técnicas más empleadas por pacientes de diversas enfermedades que quieren encontrar una forma sana y natural de combatir sus afecciones.

Si en tu caso es el reflujo gástrico el principal problema de tu organismo, te alegrará saber que existen posturas concretas que pueden aliviar los síntomas de esta afección.

Así, aquí quiero que conozcas las mejores formas de emplear el yoga para conseguir que el reflujo gástrico se convierta en un mero recuerdo del pasado y para que recuperes la calidad de vida que te mereces.

Lo primero que quiero decirte es que si no has practicado nunca yoga te pongas en manos de un experto que guíe tu aprendizaje.

Practicar las posturas de yoga de forma inadecuada puede hacer que no alcances los objetivos que te propones e incluso que puedas llegar a lesionarte, por lo que debes prestar mucha atención a ello.

De igual forma, aunque ya seas un experto practicante de yoga y solamente quieras conocer las mejores posturas para combatir el reflujo gástrico, debes saber que el ambiente elegido para llevar a cabo tus ejercicios debe ser lo más tranquilo posible.

Además, de ser posible, debe ser siempre el mismo.

Tampoco deberías cambiar la hora que dedicas a esta saludable práctica, ya que la rutina hará que tu organismo se acostumbre a ella y puedas sacarle todo el partido.

Recuerda que el yoga bien practicado es una forma de calmar tu mente, activar muchas de las funciones interiores de tu organismo y fortalecer las partes musculares que intervienen en la digestión.

Por lo que puede ayudarte a eliminar aquellos problemas que están causando tus episodios de reflujo.

La primera postura que quiero recomendarte recibe el nombre de salamba sarvangasana y se realiza apoyando todo el cuerpo.

Su práctica fortalecerá tu zona abdominal y alejará aquellos casos en los que el reflujo se produce por un debilitamiento de esta zona.

Paschimottanasana es la segunda postura que el yoga te ofrece para combatir el reflujo gástrico.

Esta se realiza extendiendo la espalda y es muy recomendable para ayudar en la digestión de los alimentos, ya que influye en el rápido procesamiento de los productos que se encuentren en el interior de tu estómago.

La postura conocida como uttanasana, más popularmente llamada de la cigüeña, realiza un efectivo masaje y fortalecimiento de los músculos abdominales y de los órganos que intervienen en la digestión.

Esta postura te ayudará a mejorar el rendimiento de tu sistema digestivo y evitará problemas como las úlceras o la gastritis que pueden producirse por un reflujo demasiado intenso y continuado.

En muchas ocasiones, los gases acumulados en la zona abdominal presionan al estómago y son los causantes de que las sustancias ácidas asciendan hacia tu esófago.

Así, practicar una postura, la ardha matsyendrasana es muy eficaz para prevenir este problema.

Esta postura se realiza al practicar una torsión de tronco suave, algo que masajea interiormente los órganos digestivos y los prepara para afrontar de forma adecuada el procesamiento de cualquier sustancia.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.