¿Cómo se Puede Curar el Reflujo Gastroesofágico Con Medicina Natural?

¿Cómo se Puede Curar el Reflujo Gastroesofágico Con Medicina Natural?En este artículo te voy a mostrar cómo se puede curar el reflujo gastroesofágico con medicina natural. 

El reflujo gastroesofágico puede convertirse en un problema de salud que arruine tu calidad de vida en cuanto comience a manifestarse en tu organismo.

Por lo que contar con remedios que combatan los efectos de esta peligrosa enfermedad debe ser algo obligado en tu vida.

El reflujo gastroesofágico ocurre cuando el exceso de ácidos del estómago retornan, o fluyen, hacia el esófago y la garganta, provocando irritación.

Los licuados de avena con frutas son ideales para combatir de manera natural las molestias y los dolores provocados por esta enfermedad.

Por lo que quiero que conozcas las mejores recetas de estas bebidas.

Lo primero que quiero enseñarte de un modo muy breve es la importancia que tiene la avena en tu dieta.

Este cereal, uno de los más completos a nivel nutricional, está cargado de vitaminas, minerales y otras sustancias esenciales para ayudarte a mantener una dieta equilibrada.

Pero además, la avena contiene fibras de distintos tipos que rebajarán la presencia de sustancias ácidas en tu estómago, acelerando el proceso digestivo.

Además, la fibra de la avena te hará sentir saciado durante más tiempo, razones más que suficientes para consumir este cereal de forma diaria.

Ahora sí, existen algunas frutas no ácidas que son ideales para preparar deliciosos licuados con los que comenzarás a sentirte mucho mejor de los problemas que el reflujo te está causando.

La primera de todas ellas es la manzana.

Recuerda que esta fruta es usada en la medicina tradicional para paliar cualquier dolencia estomacal que se te ocurra.

Esto se debe a que contiene unas fibras conocidas como mucílagos capaces de proteger las mucosas internas de tu estómago de cualquier tipo de agresión.

Para preparar el licuado de manzana y avena te recomiendo que peles las piezas de fruta que vayas a usar y que las añadas en tu batidora junto con los copos de este cereal.

Si quieres que la textura sea más ligera y refrescante, mi consejo es que viertas una buena cantidad de agua, aunque siempre puedes optar por una leche vegetal para que tu licuado tenga una textura más suave e intensa.

El desayuno es un momento en el que tu organismo debe recibir un importante aporte de energía con el que afrontar la actividad de todo el día.

Por ello, los pacientes con reflujo tienen ciertas dificultades a la hora de encontrar un desayuno perfecto con el que olvidarse de sus problemas de salud, algo que será cosa del pasado gracias al siguiente licuado.

Combinar avena y plátano es toda una garantía para disfrutar de una fuente de energía capaz de mantenerte activo toda la jornada sin poner en riesgo tu salud digestiva.

Al contrario, el plátano posee sustancias como, por ejemplo, el potasio que son ideales para rebajar los niveles de acidez de tu cavidad gástrica.

Por lo tanto su consumo te está más que recomendado.

Combina un plátano entero con una buena cantidad de salvado o de copos de avena y añade un vaso de leche de arroz para disfrutar de una bebida capaz de mantenerte activo durante mucho tiempo.

Esta bebida hará que te sientas mucho mejor de los problemas causados por el reflujo.

La papaya ha demostrado ser una de las frutas no ácidas más efectivas para luchar contra muchos problemas digestivos.

En el caso del reflujo, la presencia de la papaína, una sustancia exclusiva de esta fruta, hace que la papaya te ayude a procesar los alimentos con una mayor facilidad y a combatir los niveles de acidez que puedes estar sufriendo.

Así, introducir en tu batidora algunos trozos de papaya junto con una buena ración de avena y un vaso de agua te servirá para preparar una bebida original y deliciosa.

Además se convertirá rápidamente en uno de tus remedios favoritos para los momentos en los que el reflujo se apodera de tu vida diaria.

El siguiente licuado con avena que quiero recomendarte debe ocupar un lugar especial en tu dieta para el reflujo, ya que contiene una sustancia muy necesaria para el funcionamiento de tu organismo.

Se trata de la vitamina C, un antioxidante que suele encontrarse en alimentos demasiado ácidos para ti.

No obstante, las fresas, las frambuesas o los arándanos contienen grandes cantidades de esta vitamina y no representan ningún peligro para tu salud digestiva.

Por lo tanto preparar con ellos y con un poco de avena un delicioso licuado es ideal para equilibrar tu alimentación.

Mi consejo: introduce una ración de arándanos, unas cuantas fresas troceadas, una buena cantidad de copos de avena y mézclalo todo con un vaso de leche de almendras.

Posteriormente tritura la mezcla y disfruta de un licuado con un atractivo color rojo que esconderá una serie de beneficios para tu salud estomacal que harán que puedas olvidarte del reflujo.

Las peras forman también parte de ese grupo de alimentos capaces de hacer que tu estómago se convierta en un ambiente poco ácido.

Por lo que no pueden faltar en esta lista de ninguna forma.

La pera es rica en sustancias antiácidas y en fibras que harán que tus digestiones sean muy llevaderas.

Estas características, combinadas con las de la avena crearán el cóctel perfecto para dar lugar a un licuado muy recomendable para ti.

Combina en tu batidora una pera troceada y pelada, una buena cantidad de avena, en salvado o en copos, y un vaso de leche de soja.

Para terminar, puedes incluir una cucharada de miel natural para hacer que este licuado sea aún más delicioso y más saludable.

La última fruta que voy a recomendarte es realmente aconsejable para ti dada su alta concentración en agua y fibra.

Se trata de la sandía, un alimento que no puede estar ausente de tu mesa en ningún momento si quieres disfrutar de una alimentación ligera saludable y que evite los síntomas del reflujo.

Combina varios trozos de sandía con una ración de avena y tritura el contenido sin añadir nada más, ya que el agua de la sandía será suficiente para crear tu bebida.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.