¿Cómo Tomar el Aloe Vera Para la Acidez?

¿Cómo Tomar el Aloe Vera Para la Acidez?En este artículo te voy a mostrar cómo tomar el aloe vera para reducir la acidez.

El aloe vera o sábila es una planta originaria de la península arábiga y distribuida por zonas costeras y arenosas de todo el mundo.

Tiene unas gruesas hojas muy características que contienen un gel transparente al cual se le reconocen múltiples facultades medicinales.

El aloe vera se utiliza en múltiples productos de aseo personal, protección contra el sol o cremas para tratar quemaduras.

Entre las diferentes utilidades de esta planta medicinal, en el artículo de hoy te explicaré las distintas maneras de tomar aloe vera para la acidez.

El aloe vera tiene la capacidad de relajar el esfínter inferior del estómago.

Esto hace que el proceso digestivo se acelere y que el estómago precise de menor cantidad de ácido para digerir los alimentos.

Por otra parte, las diferentes vitaminas, enzimas y minerales que contiene esta planta medicinal facilitan la creación de una película de mucosa que protege al esófago de la quemazón que los ácidos gástricos provocan cuando ascienden hacia la garganta en los procesos de reflujo.

Por si fuera poco, el aloe vera también tiene estupendas propiedades antiinflamatorias, de manera que contribuye a que el estómago se relaje y no segregue ácido en exceso.

La forma más efectiva de consumir el aloe vera para combatir la acidez es hacerlo en forma de jugo.

Te recomiendo que tomes medio vaso de jugo de aloe vera una vez al día antes de la comida.

Beber este jugo antes de comer facilita que los beneficios del aloe vera comiencen a actuar en el organismo antes de que el estómago reciba la comida.

Por tanto, se puede afirmar que el aloe vera es un remedio preventivo contra la acidez.

Pero hay que tener cuidado y no excederse en el consumo de este jugo porque tiene efecto laxante.

Como te decía, medio vaso al día es suficiente.

Si su sabor te resulta desagradable, puedes mezclar el jugo de aloe vera con zumo de manzana.

La otra manera de consumir el aloe vera es en forma de cápsulas.

Debes consumir estas cápsulas, que se comercializan en establecimientos especializados, tres veces al día y acompañadas de un vaso de agua mineral.

Haz la prueba de tomar la cápsula antes y después de comer para comprobar el momento que te genera mayores beneficios, ya que varía de una persona a otra.

Por su efecto laxante, no se recomienda el consumo de aloe vera a embarazadas ni a niños.

Con esta salvedad, puedes disfrutar sin problema de los estupendos beneficios de esta planta y notarás que en poco tiempo te sentirás aliviado de la acidez.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.