¿Cómo Tratar el Reflujo Gástrico Con Jugos Naturales?

¿Cómo Tratar el Reflujo Gástrico Con Jugos Naturales?En este artículo te voy a mostrar cómo tratar el reflujo gástrico con jugos naturales. 

¿Sabías que es posible tratar tu problema de reflujo gástrico a partir de jugos naturales?

Puedo asegurarte que sí y en este artículo te lo voy a demostrar.

Y es que tratar tu problema de reflujo sin necesidad de recurrir a perjudiciales medicamentos y compuestos químicos es una realidad al alcance de tu mano.

A continuación voy a mostrarte una serie de recetas de jugos naturales realizados a partir de alimentos de demostrada eficacia contra el reflujo.

Además, te comentaré acerca de cada cuánto tiempo puedes tomarlos para que sus efectos sean completamente beneficiosos.

Presta mucha atención.

1. Jugo de manzana y kiwi.

El kiwi es una fruta que posee ciertas sustancias ácidas y, por ello, no es conveniente que los tomes en exceso ya que pueden agravar tu dolencia.

Sin embargo, en pequeñas dosis, lejos de ser perjudicial, es un alimento excelente para el reflujo y para el tracto intestinal.

Empieza escogiendo 2 manzanas amarillas, quítales la piel y córtalas en pequeños pedazos.

Después, pásalas por la licuadora para extraer su jugo.

A continuación, pela 2 kiwis bien maduros (cuanto más maduros estén, menos ácido contendrán) y lícualos junto a un plátano.

Una vez tengas la mezcla, bébela inmediatamente para que no desaparezcan sus propiedades.

Tomar este jugo una vez al día es más que suficiente para calmar la acidez.

2. Zumo de mango, manzana y toronja.

La toronja (denominada también como pomelo) es una fruta ácida al igual que el kiwi.

Sin embargo, al igual que ocurre con este, lo ideal es tomarlo en pequeñas dosis y maduro ya que contendrá menos sustancias ácidas.

Además, el mango contrarresta este efecto.

Toma un recipiente y añade en él una manzana pelada y, a continuación, 2 mangos pelados y cortados en trozos.

Después, añade un cuarto de vaso de zumo de toronja.

Lícualo todo y obtendrás un jugo de frutas con un alto contenido en fibra, un componente de demostrada eficacia para tratar el reflujo que, además, desinflama los conductos urinarios.

Un vaso al día es la cantidad ideal para tu organismo.

3. Jugo de fresas y papaya.

La papaya es, probablemente, la mejor fruta para combatir el reflujo ácido.

Por ello, no podía faltar en este listado de jugos que te propongo.

Empieza escogiendo 3 o 4 fresas de buen tamaño y pícalas en pequeños trozos.

Luego, corta en rebanadas una papaya después de haberle quitado la cáscara, elige 2 de ellas y pícalas también.

Pon ambos ingredientes en un recipiente y pásalos por la licuadora.

Si la mezcla queda muy espesa, añade medio vaso de agua.

Una vez lo hayas hecho, bébela inmediatamente.

La frecuencia ideal es una vez después de cada comida.

Como ves, todos estos jugos completamente naturales son muy sencillos y rápidos de preparar.

Por ello, si padeces de reflujo ácido y te atormentan sus molestos e incómodos síntomas, no tienes ninguna excusa para no incluirlos en tu dieta.

Te aseguro que, de forma prácticamente inmediata, podrás empezar a notar sus múltiples beneficios y un alivio generalizado del dolor.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.