¿Cómo Usar Aceites Esenciales Para el Reflujo?

¿Cómo Usar Aceites Esenciales Para el Reflujo?En este artículo te voy a mostrar cómo usar diferentes aceites esenciales para tratar el reflujo.

El reflujo es una dolencia muy extendida que no reviste gravedad, si bien resulta muy molesta y puede llegar a causar problemas más serios si se vuelve crónica.

Consiste en el paso de los fluidos gástricos al esófago y está íntimamente relacionada con la acidez y otras disfunciones digestivas.

Para tratar esta dolencia, resulta mucho más beneficioso para la salud general seguir un estilo de vida saludable y ciertos pequeños gestos, como masticar despacio y no realizar comidas copiosas.

Además, existen productos naturales que te pueden ayudar a calmar los síntomas del reflujo.

Uno de ellos, del que te voy a hablar aquí en profundidad, es el aceite esencial.

¿Sabes qué aceites esenciales pueden solucionar tus problemas digestivos? Los que te voy a detallar a continuación.

Aceite de cardamomo.

Las propiedades digestivas del cardamomo son conocidas y aplicadas desde hace siglos por las culturas orientales.

Previene el reflujo y atempera sus síntomas gracias a su capacidad analgésica y antiespasmódica, lo que revierte en digestiones más tranquilas y fáciles.

Además resulta útil para paliar el estreñimiento y la colitis ulcerosa, entre otros males estomacales, ya que ayuda a estimular la secreción equilibrada de fluidos gástricos y bilis.

Aceite de menta.

La menta es uno de los remedios más conocidos contra los problemas digestivos, así como uno de los más empleados, sobre todo en infusión.

Pero el aceite esencial de menta sirve también para calmar estas digestiones pesadas y combatir el reflujo, las náuseas o la diarrea, entre otros síntomas.

Y es que la menta es un potente antifúngico, antibacteriano y antiviral; es decir, un fármaco de gran calado que nos ofrece la naturaleza sin ningún tipo de aditivo químico.

Aceite de orégano.

El orégano, como la menta, posee propiedades antibacterianas y antifúngicas muy poderosas.

Es por ello que se trata de un remedio muy eficaz para trastornos digestivos como el reflujo.

No obstante, el orégano resulta fuerte para el estómago, por lo que no es aconsejable utilizarlo durante un largo periodo de tiempo.

Sea cual sea el aceite que emplees, debes hacerlo con moderación.

Con unas pocas gotas sobre un terrón de azúcar moreno o mezcladas con una cucharilla de aceite de oliva bastará.

¿Mi consejo?

Tómatelo justo antes de las comidas y, tras ellas, emplea otra dosis, por sí sola, como aceite para masajes y aplícatelo sobre el plexo solar para favorecer la digestión.

Verás cómo, combinando la acción de la ingesta con la aromaterapia propiamente dicha, mejoras de tus problemas de reflujo sin necesidad de recurrir a elementos químicos o farmacológicos.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.