¿Cómo Usar la Manzanilla Para el Reflujo Gástrico?

¿Cómo Usar la Manzanilla Para el Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a explicar cómo usar la manzanilla para calmar el reflujo gástrico.

Seguro que, en más de una ocasión, cuando eras pequeño tu madre o tu abuela, cada vez que te dolía el estómago, te servía una infusión de manzanilla para que te mejorases.

De hecho, este remedio ha sido utilizado por prácticamente todas las culturas del mundo a lo largo de los siglos.

Esto se debe, fundamentalmente, a que esta planta relaja la musculatura del estómago y, por lo general, reduce la producción de ácidos gástricos.

Por ello, quiero dedicar este artículo a hablarte acerca de cómo usar la manzanilla para combatir el reflujo gástrico.

En primer lugar, la causa por la cual la manzanilla es tan beneficiosa para el estómago se debe a sus altas concentraciones de mucílagos.

Esta sustancia protege la mucosa del esófago y la fortalece de cara a evitar que resulte dañada a causa de los ácidos gástricos.

Asimismo, también contiene flavonoides que se encargan de prevenir las úlceras y favorecer el correcto funcionamiento del aparato digestivo.

En definitiva, puedo afirmar a ciencia cierta que la manzanilla es tan buena para el reflujo que bajo ninguna circunstancia ha de faltar en tu despensa.

Probablemente la única forma que conozcas de tomar manzanilla sea mediante infusiones.

Y es que, sin lugar a dudas, esta es la más habitual y sencilla pues basta con echarla en un recipiente con agua caliente.

Además, si la acompañas de canela podrás potenciar sus efectos.

Por el contrario, si no tienes tiempo de pararte a disfrutar de una buena taza de manzanilla, siempre puedes acudir a una herboristería de tu zona y comprar su extracto en cápsulas.

Unas gotas de limón en tu vaso de manzanilla también pueden ayudarte a luchar contra el reflujo.

Sin embargo, ten mucho cuidado porque este alimento posee ácido cítrico y, si abusas de él, puede empeorar el problema.

En cualquier caso, sus grandes cantidades de vitamina C te resultarán muy beneficiosas.

Por otro lado, un ingrediente que también combina a las mil maravillas con la manzanilla y que te aportará múltiples beneficios es el anís.

Además, le proporciona un sabor muy agradable y también alivia los problemas relacionados con los gases.

En conclusión, la manzanilla, si padeces de reflujo gástrico, debe convertirse en parte indispensable de tu dieta habitual.

Además, como habrás podido comprobar, puedes tomarla de muchas maneras y en combinación con infinidad de alimentos diferentes.

Por ello, te recomiendo que, si aún no forma parte de tu dieta, empieces a tomar una o dos tazas a diario y pronto experimentarás una notable mejoría.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.