Cura Para el Reflujo Gastroesofágico Con un Menú Saludable

Cura Para el Reflujo Gastroesofágico Con un Menú SaludableEn este artículo te voy a indicar cómo curar el reflujo gastroesofágico con un menú saludable.

El reflujo gastroesofágico suele aparecer tras la comida.

No es una dolencia especialmente grave, pero sí que resulta molesta para quien la padece.

Fruto de la experiencia y lo estudiado al respecto he aprendido qué alimentos son los más aconsejables para evitar el reflujo gástrico o acidez estomacal.

Toma nota y seguro que te ayudará este menú.

Lo primero que quiero que sepas es lo que debes evitar en tu dieta para prevenir el reflujo gastroesofágico:

– Evita el tabaco, pues relaja la musculatura y facilita que se produzca el reflujo.

– Acuéstate una vez que hayas realizado la digestión. Aunque el cuerpo puede hacer la digestión estando tumbado, la probabilidad de tener episodios de reflujo aumenta.

Sabiendo esto te puedo facilitar un menú con el que estarás disminuyendo considerablemente el riesgo de padecer las molestias del reflujo gastroesofágico.

Menú de ejemplo para evitar el reflujo gástrico

Desayuno: Un vaso de leche desnatada. Evita el café y el cacao.Sí puedes tomar una tostada con aceite de oliva o margarina y una pieza de fruta, por ejemplo un plátano.

Media mañana: Una manzana roja. Se puede sustituir por un bollo pequeño acompañado de salmón y queso untable “light”.

Almuerzo: Lo más importante es evitar el jitomate, principal enemigo en el menú contra el reflujo gastroesofágico.

A la hora de la comida se puede tomar una porción de espinacas cocidas con patatas y zanahorias. Añade un filete de pechuga de pollo. Termina con un postre ligero como un yogurt desnatado.

Merienda: Infusión de manzanilla con galletas.

Cena: Las sopas son las mejor forma de terminar el día. Puedes alternar sopas de ave con caldos de pescado.

Además puedes hacer una tortilla francesa de dos huevos y concluir con una pieza de fruta, como por ejemplo una pera.

Este menú se puede modificar sustituyendo algunos alimentos. De entre las frutas, por ejemplo, puedes optar por el melón, la fresa o la sandía.

Es importante evitar los cítricos, que aportan acidez a la digestión y van a fomentar que sufras de reflujo gástrico.

La presencia de carnes en el menú es posible siempre que estén libres de grasas.

El aparato digestivo tiene que hacer un esfuerzo con las grasas, por lo que provocan acidez.

Las carnes que mejor te sientan son las de pollo y pavo. El pescado también es una buena fuente de alimentación que puedes incluir sin miedo en tu dieta.

El alcohol debe quedar fuera del menú. Es uno de los agentes que provocan reflujo, junto con las bebidas gaseosas, totalmente prohibidas si quieres tener una digestión tranquila.

El café está descartado, por supuesto, además del chocolate, lamentablemente.

Sí te aconsejo que bebas jugos naturales.

Ejemplos de estos jugos son: zanahoria y lechuga, brocoli, banana y fresa.

Te sentirás mejor durante la digestión y evitarás las molestias del reflujo gastroesofágico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.