Dieta Curativa: Cómo Puedo Curar el Reflujo Gástrico de Forma Natural

Dieta Curativa: Cómo Puedo Curar el Reflujo Gástrico de Forma NaturalEn este artículo te voy a mostrar una dieta que te ayudará a curar el reflujo gástrico de forma natural. 

El reflujo gástrico es una enfermedad del sistema digestivo que puede producirse por diversas causas.

Aunque en todos los casos los síntomas incluyen tos, sensación de ardor o quemazón en el pecho y hasta vómitos, por lo que es conveniente encontrar una forma eficaz de curarlo.

Muchos medicamentos suelen empeorar los síntomas de forma importante, así que deben quedar totalmente descartados de tu vida.

Por el contrario, diseñar una dieta efectiva para luchar contra el reflujo gástrico es algo que ayudará enormemente.

Aquí quiero que descubras los alimentos y los productos que deben formar parte de esa dieta, por lo que debes tomar buena nota y no perder detalle de lo que voy a contarte.

Lo primero que quiero enseñarte es algunos sencillos consejos que alejarán el reflujo de tu vida diaria.

Evitar las comidas demasiado pesadas y evitar el café, el tabaco y el alcohol son aspectos esenciales de tu dieta, por lo que no debes dejarlo de lado.

De igual forma, realizar comidas frecuentes con poca cantidad de alimentos es mejor que minimizar el número de tomas y aumentar las cantidades, lo que hace aconsejable comer unas 5 o 6 veces al día.

Ahora sí, voy a comenzar hablándote de aquellos alimentos que deben estar de forma invariable en tu dieta para curar el reflujo.

El primero de todos ellos es uno de los más frecuentes en las mesas de todo el mundo.

Se trata de las manzanas, una futa que parece totalmente preparada para luchar contra afecciones digestivas de cualquier índole.

La manzana contiene una cantidad bastante alta de vitaminas y minerales que pueden disminuir rápidamente la acidez de tu estómago, por lo que su consumo es especialmente aconsejable.

No obstante, lo que hace que las manzanas sean muy valiosas en tu dieta es la concentración de pectina que posee.

Esta sustancia actúa como un antiácido natural, lo que te ayudará a mejorar de tus dolencias.

Así, las manzanas no deben faltarte nunca.

Y si las manzanas contienen pectina, las peras no se quedan atrás, lo que las hace igualmente aconsejables para formar parte de una dieta que quiera combatir de forma natural los síntomas del reflujo gástrico.

Siguiendo con las frutas, los plátanos son también muy importantes debido a la cantidad de potasio que contienen.

Este mineral actúa como un antiácido natural dentro de tu estómago, lo que hará que algunos de los síntomas más incómodos y dolorosos del reflujo desaparezcan.

Consúmelos crudos o en batidos y disfruta de un alimento delicioso que te hará sentir muy bien.

Si dejamos de lado las frutas y nos centramos en las verduras, debes conocer los secretos de las zanahorias para hacer que tus problemas de reflujo desaparezcan.

Las zanahorias son ricas en distintas sustancias antioxidantes, siempre que estén crudas o poco cocinadas, por lo que le darán a tu organismo algunas sustancias necesarias para activar la regeneración de los tejidos dañados por el reflujo.

En la col se encierra una sustancia conocida como glutamina que puede ayudarte a combatir los problemas que tu enfermedad te está causando.

En concreto, la glutamina de la col rebajará tu acidez estomacal, lo que hace que esta verdura no pueda faltar en tu mesa.

Tómala cocida o mézclala cruda en tus jugos y licuados para sacarle todo el partido a un producto que te ayudará a mantener una salud digestiva óptima.

Las calabazas, y los calabacines también, son alimentos ideales para hacer que tu dieta sea muy rica y para luchar contra el reflujo gástrico.

Estas verduras son ricas en fibra, sustancia esencial para hacer que tus digestiones sean fáciles y muy llevaderas, y calmarán los dolores causados por el reflujo.

Por lo que su consumo es uno de los mejores consejos que puedo darte si quieres hacer que tu alimentación se convierta en un arma eficaz con la que luchar contra tu enfermedad.

Uno de los condimentos más interesantes que puedes encontrar en cualquier tienda especializada y que te ayudará a decirle adiós a tus problemas digestivos es la cúrcuma.

La cúrcuma es muy buena para el estómago en sentido general, aunque uno de sus aspectos más interesantes es que puede mantener el pH de tu sistema digestivo dentro de unos valores normales.

Un alimento que puede convertirse en todo un bálsamo para los dolores provocados por el reflujo es el aceite de oliva.

Las variedades más puras de este alimento contienen altas concentraciones de vitamina E y omega 3.

Estas dos sustancias son capaces de proteger las paredes de tu estómago de forma eficaz, algo que puede ayudarte a sentirte mejor.

Además, el aceite de oliva tiene un efecto antiinflamatorio muy interesante para evitar los problemas que ocasiona el reflujo en tu estómago.

Por lo tanto no tengas dudas a la hora de incluirlo crudo en tus ensaladas.

Otro de los alimentos que puede hacer que tu dieta antireflujo sea más rica y variada es el arroz.

Al margen de la cantidad de energía que te dará, algo esencial para resistir el ajetreo de tus jornadas diarias, el arroz contiene distintas sustancias fibrosas que crearán una película protectora en tu estómago.

Por otro lado, el queso, los yogures y la leche pueden servir para mantener una salud digestiva óptima que aleje las molestias causadas por el reflujo.

Eso sí, debes consumirlos en pequeñas cantidades y elegir siempre las variedades desnatadas, ya que son las que menos grasas te aportarán y las que más fáciles serán de digerir.

Por último, tomar infusiones de plantas como la manzanilla y el anís y algunos jugos como el de aloe vera son formas ideales de hacer que tu estómago esté totalmente protegido.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.