¿El Bactrim se Puede Tomar si se Sufre de Reflujo Esofágico?

¿El Bactrim se Puede Tomar si se Sufre de Reflujo Esofágico?En este artículo te voy a mostrar si es recomendable tomar Bactrim cuando se sufre de reflujo esofágico. 

Es posible que ya conozcas Bactrim, un medicamento de carácter antibiótico compuesto a partir de trimetoprima y de sulfametoxazol.

Este medicamento suele ser recetado por los médicos para combatir infinidad de infecciones ocasionadas por bacterias.

De hecho, su uso está muy extendido en personas con otitis, bronquitis, cistitis o diarrea del viajero.

Es más, posiblemente, tú lo hayas tomado en alguna ocasión.

Sin embargo, a pesar de que, como es evidente, su eficacia está más que demostrada para tratar una gran variedad de trastornos e infecciones, lo ideal es que, si padeces de reflujo esofágico, evites en la medida de lo posible su consumo.

Y es que, en resumidas cuentas, puede llegar a ser sumamente perjudicial.

Aquí voy a explicarte por qué.

Entre los efectos secundarios más frecuentes ocasionados por el consumo de Bactrim están las náuseas y los vómitos.

Evidentemente, ambos son realmente perjudiciales para tu problema de reflujo.

Piensa que, si padeces este mal, el vómito solo conseguirá dañar aún más tu esófago y debilitar tu esfínter esofágico, consiguiendo así deshacer gran parte del camino que ya has recorrido para solucionar este molesto problema.

Pero, además, está demostrado que el Bactrim puede incentivar al estómago a segregar una mayor cantidad de ácidos gástricos al ser consumido, algo que también repercute muy negativamente.

Además, curiosamente, la ingesta de este fármaco provoca una importante pérdida de la sensación de apetito.

En este sentido, si unes el hecho de no tomar alimentos y de que tu estómago empiece a fabricar ácidos de forma masiva, tendrás el cóctel perfecto para la aparición de un episodio de reflujo.

Por ello, un buen consejo que puedo darte es que, si acudes a tu médico y este te dice que debes tomar Bactrim, le comentes tu problema y le digas que sus efectos secundarios afectan en gran medida a tu sistema digestivo.

De todas formas, te aconsejo que tomes alimentos que ayuden a equilibrar el pH de tu estómago y que sean ricos en vitaminas del grupo B.

En este sentido, la papaya ha de convertirse en una de tus mejores aliadas en una dieta para el reflujo.

En definitiva, el Bactrim puede ayudarte a superar ciertas infecciones, pero es un gran enemigo de las personas con reflujo esofágico.

Por ello, te recomiendo que, en la medida de lo posible, evites su consumo y optes por otras alternativas.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.