¿El Bicarbonato es Bueno Para el Reflujo Gastroesofágico o ERGE?

¿El Bicarbonato es Bueno Para el Reflujo Gastroesofágico o ERGE?En este artículo te voy a mostrar si el bicarbonato es bueno para tratar el reflujo gastroesofágico o ERGE.

El bicarbonato de sodio es, sin ninguna duda, uno de los remedios caseros más utilizados para controlar el reflujo gastroesofágico.

Buena parte de su popularidad radica en que el bicarbonato actúa de manera inmediata aliviando los síntomas del reflujo o acidez.

El reflujo gastroesofágico aparece cuando los ácidos estomacales que participan en el proceso digestivo salen del estómago en dirección a la garganta.

Este hecho se produce como consecuencia de la ingesta de determinadas comidas y bebidas.

Las mismas aumentan, por una parte, el nivel de ácido en el estómago y, por otra, relajan el esfínter situado en la boca del estómago precisamente para evitar estos escapes.

A este escape de los ácidos estomacales se le conoce como reflujo y, entre otros síntomas, provoca una sensación pronunciada de quemazón por todo el pecho.

Se calcula que alrededor del 7% de la población padece de manera habitual reflujo.

Ante esta situación, parece lógico que se utilicen diferentes remedios para calmar los síntomas de la acidez.

En lo referente al bicarbonato de sodio, como remedio casero contra el reflujo, cabe mencionar que su utilización se remonta hasta la época del antiguo Egipto.

Si durante tanto tiempo se ha empleado como remedio, sin duda es porque funciona.

El bicarbonato de sodio tiene una naturaleza altamente alcalina.

Por esa razón, cuando se ingiere y llega al estómago actúa neutralizando el exceso de ácido y poniendo fin de manera inmediata a los molestos síntomas de la acidez.

El bicarbonato reacciona con el ácido y proporciona un alivio prácticamente inmediato.

Por regla general, este bicarbonato se comercializa en forma de polvo blanco que debe ser diluido en agua antes de ingerir.

Tan solo es necesaria una cucharada pequeña de bicarbonato disuelta en un vaso de agua mineral.

Una vez disuelto el bicarbonato, llega el momento de beber la mezcla y dejar que actúe en el estómago.

Una dosis de bicarbonato diaria después de la comida no tiene absolutamente ningún efecto negativo.

El problema reside en el abuso de esta sustancia porque, al fin y al cabo se trata de una sustancia química que altera el funcionamiento natural del estómago.

Por este motivo no es recomendable abusar, ya que el abuso del consumo de bicarbonato puede provocar un efecto rebote que multiplique los síntomas del reflujo.

Por tanto, si con una dosis al día de bicarbonato no desaparece la acidez, te recomiendo que hagas cambios sustanciales en tu dieta y consumas alimentos naturales para tratar el reflujo.

Con los consejos que acabo de darte, los síntomas del reflujo gastroesofágico, o ERGE, disminuirán notablemente.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.