¿El Huevo es Malo Para el Reflujo Ácido?

¿El Huevo es Malo Para el Reflujo Ácido?En este artículo te voy a hablar de las propiedades del huevo y te diré si es malo para calmar el reflujo ácido.

Definitivamente, el huevo no es malo en absoluto si padeces reflujo ácido.

Al contrario, este alimento posee altas concentraciones de diversas sustancias que pueden ayudarte a mejorar y aliviar los síntomas del reflujo.

Por lo tanto no debería faltar nunca en una dieta que quiera convertirse en un remedio eficaz contra esta enfermedad.

Antes de comenzar conviene que te haga una advertencia: olvida los huevos fritos, ya que cocinarlos de esta forma no hará más que arruinar todas las propiedades beneficiosas de este alimento.

Además, al igual que sucede con otros productos al freírlos, las grasas que se añaden dificultarán enormemente su digestión, lo que conseguirá que tus episodios de reflujo ácido sean más intensos y frecuentes.

Una vez dado el anterior consejo hay que acercarse a conocer las propiedades que hacen que el huevo sea un alimento ideal para combatir el reflujo.

Comenzaré por los minerales presentes en el huevo, unas sustancias fundamentales para mantener tu sistema digestivo en perfecto estado.

Además ayudan a reparar aquellos tejidos que se hayan visto dañados por la acción agresiva de los ácidos estomacales.

Los huevos ofrecen un valioso aporte de fósforo, potasio y magnesio, minerales que te ayudarán a sentirte mejor de tus problemas estomacales.

El huevo posee grasas, sustancias que suelen estar desaconsejadas para los episodios de reflujo.

Sin embargo, las que se contienen en cualquier tipo de huevos, especialmente la conocida como Omega 3, son de fácil asimilación por tu organismo y no provocan digestiones pesadas.

Por ello, estas grasas ofrecen la oportunidad de equilibrar tu dieta sin que corras el riesgo de sufrir episodios de reflujo.

Pero donde el huevo se hace más valioso para los casos de reflujo es en su alto contenido de vitaminas.

En concreto, sustancias como la cobalamina, la riboflavina o la niacina, todas pertenecientes a las vitaminas del grupo B, son muy aconsejables para tratar el reflujo ácido de forma natural, eliminar los dolores asociados y reparar las consecuencias que suelen tener.

Ya te he explicado que freír los huevos es lo último que debes hacer si quieres beneficiarte de sus propiedades.

Para consumirlos del mejor modo te recomiendo cocerlos, ya que así mantendrás todos sus nutrientes intactos y no añadirás ninguna sustancia que ponga en peligro la salud de tu estómago.

Hacerlos a la plancha también es una magnífica opción para disfrutar de este alimento, al igual que tomarlos en tortilla o revueltos acompañados de alimentos que también mejoren tus episodios de reflujo ácido.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.