¿El Picante es Malo para el Reflujo Gastroesofágico?

¿El Picante es Malo para el Reflujo Gastroesofágico?En este artículo te voy a hablar de los alimentos picantes y te diré si son malos para el reflujo gastroesofágico.

Si padeces de reflujo durante la digestión, habrás notado que determinados tipos de alimentos empeoran las molestias: son más indigestos.

Los alimentos picantes se encuentran entre ellos.

Hablamos de los chiles y la pimienta, pasando por el tabasco.

Todos los alimentos picantes aumentan la posibilidad de sufrir un episodio de reflujo gastroesofágico durante la digestión.

Para que te hagas una idea, los alimentos picantes vienen a ser como si introdujeras fuego en el estómago.

En combinación con los ácidos estomacales producen una sensación de ardor muy molesta.

Este grupo de alimentos está totalmente desaconsejado para personas que sufren de reflujo.

Es más, estudios realizados por varias instituciones médicas apuntan a que el abuso en el consumo de picantes en las comidas puede ocasionar daños en el esófago a largo plazo.

La cocina hindú, la tailandesa y muchas recetas de la gastronomía latinoamericana contienen gran cantidad de picante.

De hecho, el picante se asocia de manera fuerte a esta cocina.

No te voy a decir que no vayas a estos restaurantes, pero sí que comas con precaución.

Tampoco es aconsejable que te dejes engañar.

Hay alimentos con menos proporción de picante en su composición.

Pero la realidad es que cuando entran en contacto con los ácidos estomacales favorecen la aparición del reflujo haciendo de una agradable sobremesa una situación incómoda.

Algunos de los alimentos a evitar para el reflujo dado que son picantes:

Guindilla (chile, cayena…)
Pimienta (negra, de Sichuan…)
Mostaza
Rábano
Cebolla
Wasabi

De todos estos alimentos las que producen mayor sensación de picor y resultan de peor digestión son las guindillas.

Comparativamente una guindilla puede llegar a ser hasta trescientas veces más picante que la pimienta negra.

La sensación que producen los alimentos “picantes” durante la digestión se puede describir como dolor e irritación.

Debes saber que el “picor” de estos alimentos es en realidad una defensa de las plantas para repeler los ataques de los animales.

En las personas, además de picar en la boca, actúan en el estómago acentuando el reflujo.

La cebolla picante y la mostaza, por ejemplo, contienen una leve proporción de azufre que actúa en las células de la boca provocando el dolor característico de los alimentos más picantes.

Este azufre y otros compuestos que contienen los alimentos picantes provocan el reflujo y la acidez estomacal.

Si quitas estos alimentos de tu dieta notarás que los síntomas del reflujo disminuyen considerablemente.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.