¿El Queso es Malo Para el Reflujo o ERGE?

¿El Queso es Malo Para el Reflujo o ERGE?En este artículo te voy a mostrar si el queso es recomendable en una dieta para combatir el reflujo o ERGE.

El reflujo gastroesofágico es una enfermedad que provoca un malestar en la entrada del estómago debido a un desarreglo en la digestión que provoca la subida de los ácidos estomacales hacia el conducto esofágico.

Esta dolencia se presenta en numerosas ocasiones de una manera puntual debido a comidas demasiado abundantes.

En estos casos el ERGE se calma tomando algún elemento que contrarreste los efectos de ácido estomacal.

Sin embargo, cuando la enfermedad se presenta de forma recurrente y los síntomas son una constante tras las comidas, el reflujo requiere de un tratamiento en profundidad para evitar los factores que lo provocan.

Así, si sufres esta molesta dolencia en tu vida cotidiana es imprescindible que atiendas a la calidad de tu dieta para evitar aquellos alimentos perjudiciales para tu digestión.

Estos alimentos puedes sustituirlos por otros mucho más saludables.

En este sentido, es muy posible que, tras iniciar una nueva alimentación más sana y ligera para tu estómago, te encuentres con numerosas dudas sobre la idoneidad o no de ciertos productos de cara a tus problemas gástricos.

Algunos de ellos presentan opciones de sustitución y otros deben ser eliminados por completo.

Si eres un amante del queso y sufres de ERGE seguro que te interesa la siguiente información.

El queso es un producto sano y natural, así como una importante fuente de proteína animal y calcio.

En prácticamente todas las dietas está indicado el consumo moderado de queso como complemento al aporte de calcio de la leche.

Sin embargo, en una alimentación para el control del reflujo conviene tener presentes algunas consideraciones.

El queso es un producto muy graso que supone un gran aporte de lípidos a la dieta.

Estas sustancias son de difícil digestión y provocan un significativo aumento en el tiempo de procesado de la comida por parte del organismo, obligando al estómago a hacer un mayor esfuerzo y segregar mayor cantidad de ácidos.

Por esta razón, para controlar el reflujo gástrico no es necesario dejar de tomar queso sino, más bien, sustituir los tipos más grasos por otros con bajo contenido en lípidos que dan como resultado una digestión más ligera.

También es recomendable acompañar el queso de cereales o verduras que aporten fibra al organismo.

Las fibras tienen la capacidad de arrastrar todo tipo de toxinas y excesos, como pueden ser las grasas sobrantes evitando que sean asimiladas por el organismo.

Con los consejos que acabo de darte notarás que los síntomas del reflujo van a ir disminuyendo.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.