¿El Té de Manzanilla es Bueno Para el Reflujo Gástrico?

¿El Té de Manzanilla es Bueno Para el Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a mostrar si el té de manzanilla es bueno para controlar el reflujo gástrico.

Derivado de una mala alimentación con excesos de diferente índole y una gran cantidad de productos ricos en grasas saturadas, azúcares refinados o especias, el estómago se resiente.

Y entonces presenta un malestar conocido como reflujo gástrico.

Para evitar que esta dolencia se presente y, con ello, mejorar de forma notable la salud del sistema digestivo, debes cambiar tu alimentación y optar por productos más sanos, ligeros y naturales.

Las verduras, los cereales, las frutas y las carnes magras, así como pescados y lácteos deben ser la base principal de tu dieta en sustitución de todos los alimentos dañinos enumerados anteriormente.

De igual modo, existen numerosos remedios naturales que mejoran los síntomas de reflujo y calman la sensación de ardor al mismo tiempo que favorecen la correcta digestión.

En este grupo de alimentos beneficiosos se encuentra la manzanilla.

Se trata de una planta tradicionalmente utilizada como remedio natural para mejorar la digestión y calmar los dolores estomacales, la cual ofrece numerosas ventajas que te beneficiarán si sufres de reflujo ácido.

Por un lado, al tomar la planta en infusión a modo de té, la bebida templada permite una relajación y un bienestar inmediato que ayuda a encarar el momento de la digestión.

En este mismo sentido, la alta capacidad calmante de la manzanilla también supone un alivio para la irritación estomacal que provoca el exceso de flujos ácidos en su interior.

El té de manzanilla también cuenta con propiedades antiespasmódicas y esto ayuda a evitar el impulso del vómito que muchas personas sufren tras las comidas como consecuencia de un mal proceso de digestión.

Gracias a todas estas ventajas, la manzanilla es un buen aliado contra el reflujo gástrico si se toma de forma regular ayudando al organismo a mejorar su función digestiva y calmando el malestar y la irritación estomacal.

Al mismo tiempo se trata de un remedio inmediato para esas digestiones pesadas que se sufren de forma puntual como consecuencia de una comida copiosa.

Prepara el té antes de comer añadiendo una cucharada de manzanilla o una bolsa de infusión de esta planta en una taza de agua, tápala y deja que repose durante unos minutos.

Cuando llegues al momento del postre, el té de manzanilla estará templado y en perfectas condiciones para ser ingerido.

Recuerda la importancia de templar la infusión ya que los alimentos con temperaturas extremas, ya sea calor o frío, resultan perjudiciales para un estómago con tendencia al reflujo gástrico.

Si tomas té de manzanilla regularmente notarás que el reflujo gástrico disminuye.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.