¿El Tomate es Malo Para el Reflujo Gástrico?

¿El Tomate es Malo Para el Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a mostrar si el tomate es malo para el reflujo gástrico.

El reflujo gástrico puede tener diferentes orígenes y causas, pero su consecuencia final es el escape hacia la garganta del ácido estomacal que participa en la digestión.

Este ácido, en su paso por el esófago, provoca esa sensación de quemazón tan característica del reflujo.

Indudablemente el reflujo gástrico no aparece a consecuencia exclusiva de la ingesta de un determinado tipo de alimento.

Lo cierto es que consumir tomate puede agravar los síntomas del reflujo.

Si eres una de esas personas que padece habitualmente el molesto reflujo, tal vez sepas que las verduras son los alimentos más recomendados para combatirlo.

Entonces, a qué se debe que el tomate agrave esos síntomas, que sea malo para el reflujo.

La respuesta es muy sencilla: aunque los tomates tengan en su conjunto, igual que la mayoría de las verduras, una composición alcalina, lo cierto es que contienen múltiples ácidos: ácido cítrico, ácido oxálico y ácido málico.

Estos ácidos potencian los efectos dañinos del reflujo ácido, agravan sus síntomas y aumentan las molestias (ardor, acidez, tos, problemas al tragar, hipo, etc.).

Por ello, consumir tomate es algo que no te recomiendo si padeces habitualmente reflujo gástrico.

Por regla general, esta restricción no solo afecta a los tomates frescos, también hay que evitar el consumo de los derivados del tomate, tales como kétchup, salsas, etc.

De igual manera, te recomiendo que limites el consumo de alimentos que contengan cantidades importantes de tomate como la pizza, la lasaña o los espaguetis.

En consecuencia, se puede afirmar que el tomate se encuentra entre los desencadenantes más comunes del reflujo, debido a que las personas que lo padecen no suelen dar mayor importancia al consumo de este alimento.

De hecho, en muchas ocasiones creen erróneamente que el tomate es un alimento que evita el reflujo.

Si inevitablemente tienes que consumir un alimento que contenga mucho tomate, te recomiendo que combines esa comida con otra que limite los efectos del reflujo.

No se trata de un asunto trivial, pues se ha demostrado que el reflujo gastroesófagico sin tratar puede provocar esófago de Barret, tos crónica e incluso estrechamiento del esófago.

Por estos motivos, te recomiendo que extremes precauciones, evites el abuso de comidas que tengan como base el tomate, y que te decantes por verduras de hoja verde, carnes magras, cereales, pescado, marisco, etc.

Alimentos que además de evitar el reflujo, combaten de manera exitosa sus molestos síntomas.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.