Hortalizas Que Ayudan Para el Reflujo Gástrico

Hortalizas Que Ayudan Para el Reflujo GástricoEn este artículo te voy a mostrar las hortalizas que ayudan a calmar el reflujo gástrico. 

El reflujo gástrico es un problema de salud asociado al sistema digestivo mucho más frecuente de lo que cabría imaginar.

De hecho, aunque es difícil calcular exactamente el número de personas que lo padecen, se estima que el porcentaje podría llegar al 20% en el caso de los países desarrollados.

Qué es el reflujo gástrico y cuáles son sus causas 

Antes de empezar a hablar del tema sobre el que va a versar este artículo, es decir, sobre aquellas hortalizas que más te pueden ayudar a combatir tu enfermedad, quiero explicarte brevemente en qué consiste la misma.

El reflujo gástrico ocurre cuando el contenido ácido del estómago fluye hacia el esófago causando la irritación de la mucosa del esófago y dolor.

En líneas generales, el reflujo gástrico es causado, sobre todo, por determinados malos hábitos alimenticios.

Un ejemplo de estos malos hábitos es el consumo excesivo de alimentos ricos en grasas que fomentan digestiones más lentas en las cuales el estómago necesita generar más cantidad de ácidos gástricos.

Eso sí, tampoco puedo olvidar hacer mención al estrés como una causa directa.

Por lo que, para atacar a la raíz de este problema que padeces, mi recomendación es que hagas cambios tanto en tu alimentación como en tu estilo de vida.

Hortalizas recomendables para el reflujo gástrico

Puedo asegurarte que, si empiezas a incluir hortalizas en tu dieta habitual, tu problema con el reflujo se verá rápidamente reducido.

De hecho, si consigues que tu dieta gire en torno a ellas durante toda tu vida, puedes estar completamente seguro de que no volverás a padecer los incómodos síntomas típicos de esta desagradable enfermedad.

La inmensa mayoría de las hortalizas poseen un fuerte efecto diurético que ayuda a desintoxicar el organismo de manera muy eficaz.

Además, se trata de alimentos sumamente ligeros que están compuestos por agua hasta en un 70%.

También contienen antioxidantes que se encargan de neutralizar los radicales libres.

También ofrecen una gran sensación de saciedad y aportan muy pocas calorías al organismo.

Por lo tanto te las recomiendo especialmente si, además de combatir el reflujo gástrico, también quieres perder esos kilos que te sobran.

Puesto que el universo de las hortalizas es realmente amplio y variado y para exponerte todos los tipos que existen necesitaría mil artículos como este, voy a tratar de centrarme en aquellas que son más importantes.

Por sus propiedades pueden ayudarte a combatir más eficazmente tu problema de reflujo.

Presta mucha atención:

1. La lechuga

La lechuga es una hortaliza que debes tomar prácticamente a diario.

Esto se debe, fundamentalmente, a que contiene una gran cantidad de fibra.

La fibra es una sustancia que, además de digerirse rápidamente y sin necesitar grandes esfuerzos por parte del estómago, también ayuda a que la digestión de aquellos alimentos junto a los que se toma se efectúe de manera mucho más ligera.

Sin duda, la mejor opción para constituir la base de todas tus ensaladas.

2. Acelgas

Las acelgas, debido a sus grandes cantidades de vitaminas del grupo B, también deben jugar un papel clave en tu alimentación.

En este sentido, multitud de estudios han demostrado que este tipo de vitaminas ayudan a reforzar la salud de la mucosa esofágica que resulta dañada a consecuencia del reflujo.

Por tanto, cuando este elemento recupera su salud y su bienestar, es capaz de proteger más eficazmente los tejidos de este órgano e incluso evitar la aparición de úlceras.

3. Coliflor

La coliflor es, probablemente, la mejor mezcla entre fibra y vitaminas del grupo B que podrás encontrar en el reino de las hortalizas.

Sé perfectamente que su sabor puede resultar un tanto peculiar y que, por ello, no gusta a todas las personas.

En cualquier caso, mi consejo es que hagas un esfuerzo y la incluyas en tu dieta para el reflujo, al menos, un par de veces a la semana.

Además, te aseguro que, cuando te acostumbres a ellas, no podrás dejar de incluirla en tus platos.

Estas hortalizas, al igual que sucede con la calabaza, las alcachofas, el repollo, la zanahoria o las berenjenas, por ejemplo, son recomendables para el reflujo en todos los casos.

Sin embargo, existen otras que, a pesar de proporcionarte infinidad de beneficios, también pueden hacerte daño.

Este es el caso de:

1. Tomate

El tomate es otra magnífica fuente de vitamina B.

Sin embargo, su carácter ácido hace que pueda agravar tu problema con el reflujo gástrico.

Por ello, mi consejo es que solo lo tomes ocasionalmente y, en caso de detectar que empeora tus síntomas, lo suprimas completamente de tu alimentación.

2. Cebolla

Es cierto que la cebolla cuenta con propiedades desinfectantes, antibacterianas y antioxidantes realmente interesantes.

Estas propiedades hicieron que, a lo largo de toda la historia, se utilizara como remedio para una gran variedad de enfermedades.

Sin embargo, debido a que la cebolla irrita la mucosa del esófago y, por lo tanto, provoca reflujo gástrico, tienes totalmente prohibido tomarla.

En definitiva, como habrás podido comprobar, las hortalizas deben convertirse en tus principales aliadas a la hora de calmar el reflujo gástrico y ponerle freno de una vez por todas.

Así que, si estás decidido a acabar con ella de una vez, centra tu alimentación sobre aquellas que te he comentado.

Te aseguro que, con perseverancia, estarás mucho más cerca de alcanzar el pleno bienestar.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.