¿La Lechuga es Mala Para el Reflujo Ácido?

¿La Lechuga es Mala Para el Reflujo Ácido?En este artículo te voy a hablar de los beneficios de la lechuga y te contaré si puede ser utilizada para calmar el reflujo ácido.

La naturaleza siempre esconde excelentes remedios para combatir muchas de las enfermedades que pueden estar afectándote.

En concreto, tu dieta debe estar llena de alimentos capaces de combatir enfermedades como el reflujo ácido, una dolencia para la que la lechuga se presenta como un remedio de lo más eficaz.

Por ello, aquí vamos a descubrir los beneficios de este vegetal para que puedas aprovecharlos convenientemente.

Si te has preguntado alguna vez si la lechuga es mala para el reflujo, la respuesta es que no.

Al contrario, los beneficios que este alimento posee para tratar los casos de reflujo no son pocos, por lo que no deberías dudar a la hora de incluir a la lechuga en la mayoría de tus comidas.

Uno de los primeros beneficios de esta verdura es su alta concentración en fibras vegetales.

Las fibras son sustancias capaces de hacerte sentir saciado rápidamente, eliminar los excesos de ácidos de tu estómago y favorecer un tránsito acelerado de los alimentos por tu aparato digestivo.

Todas estas características son ideales para evitar los casos de reflujo, por lo que no deberías dejar de lado el aporte de fibras que la lechuga te ofrece.

No son pocos los casos en los que el reflujo tiene su origen en el nerviosismo, el estrés o la ansiedad.

La lactucina, elemento presente en la lechuga, ofrece propiedades sedantes y relajantes que eliminarán los casos de reflujo que vengan ocasionados por un estado mental alterado.

Otro de los aspectos que deben ser destacados de la lechuga es su capacidad para deshinchar el estómago eliminando los gases presentes en la digestión.

Por lo tanto, evitando que estos presionen el estómago, una situación que puede hacer que los ácidos estomacales asciendan por tu esófago y provoquen ataques de reflujo.

Por otro lado, la lechuga también contiene una alta concentración de antioxidantes, algunos tan interesantes como el selenio.

El reflujo suele provocar daños en las paredes de tu sistema digestivo que deben ser reparadas, algo para lo que se hace fundamental el consumo frecuente de antioxidantes como los que contiene la lechuga.

Existen numerosas formas de consumir este vegetal para sacarle todo el provecho.

Por ejemplo, puedes cocer unas hojas de lechuga y beber el líquido resultante un par de veces al día para disfrutar de todas sus ventajas.

No obstante, su consumo crudo, tanto en ensaladas como en otros platos, es una de las formas más convenientes de consumir lechuga y de esta manera calmar los síntomas del reflujo ácido.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.