¿La Sal es Mala Para el Reflujo Gastroesofágico?

¿La Sal es Mala Para el Reflujo Gastroesofágico?En este artículo te voy a hablar de la sal y te diré si es mala para tratar el reflujo gastroesofágico.

Si padeces reflujo gastroesofágico sabrás perfectamente que tu alimentación es la clave que puede hacer que mejores de tu enfermedad o que empeores sus síntomas gravemente.

Así, vigilar todos los componentes que forman tus platos es algo esencial en tu día a día si quieres librarte de tu problema.

Aquí descubrirás los problemas que trae aparejado el consumo de sal, por lo que toma buena nota y no pierdas detalle de los siguientes consejos.

La sal, especialmente la refinada que ha sido procesada industrialmente, no debería formar parte de tu alimentación de forma habitual.

Esto se debe a que puede perjudicar gravemente tu salud y, en concreto, aumentar los síntomas que se relacionan con el reflujo gastroesofágico.

Este compuesto, que suele estar presente en la mayoría de los platos que se sirven en la actualidad, potencia los síntomas de la acidez y el reflujo, por lo que hará que te sientas mucho peor de tu enfermedad.

Recientes estudios han mostrado la relación que existe entre la sal y el reflujo, aunque no han concluido definitivamente cuáles son las causas.

No obstante, las observaciones que se han hecho dejan bastante claro que el simple hecho de añadir un poco de sal a cualquier tipo de alimento empeora las digestiones.

Además crea las condiciones propicias para que tu organismo padezca las consecuencias de los dolorosos ataques de reflujo.

Pero aún hay más, ya que la sal ha demostrado ser especialmente dañina en combinación con algunos productos concretos.

Así, los efectos nocivos de la sal de mesa común se potencian si se añade a platos que cuenten con carnes rojas.

Cabe recordar aquí que las carnes grasas son también muy perjudiciales para el reflujo gastroesofágico, por lo que combinarlas con la sal puede crear toda una bomba de relojería para tu aparato digestivo que produzca frecuentes episodios de reflujo.

No obstante, existen algunas sales que no son tan peligrosas como la sal común, aunque siempre deben tomarse con extrema precaución y en dosis muy bajas si no quieres hacer que tus molestias vayan a más.

Se trata de las sales marinas puras de alta calidad, un producto que puede dar sabor a tus platos y que no ofrece todos los inconvenientes que tiene la sal común.

De este modo, la sal debería estar fuera de todos tus platos si quieres decir adiós al reflujo gastroesofágico, por lo que no te recomiendo que la consumas de ninguna forma.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.