¿Las Fresas Dan Reflujo? Cómo Combatir la Acidez Con Frutas

¿Las Fresas Dan Reflujo? Cómo Combatir la Acidez Con FrutasEn este artículo te voy a hablar de los beneficios de las fresas y te diré cómo combatir la acidez con frutas. 

Está claro que las fresas son frutas absolutamente deliciosas.

Sin embargo, seguramente te preguntes, como cada vez que te enfrentas a un determinado alimento si padeces de reflujo ácido, si es aconsejable que las tomes o no.

Por ello, quiero dedicar este artículo a resolver todas las dudas que te puedan generar las fresas.

Las fresas son frutas de temporada y, por ello, es difícil integrarlas dentro de la dieta habitual.

Sin embargo, si pudiese hacerse, mi recomendación sería afirmativa.

Y es que, por un lado, contiene una gran cantidad de azúcares realmente sanos que actúan como sustitutivas de aquellas refinadas y procesadas que tantas calorías poseen y que a tu estómago le cuesta tanto digerir.

Al consumir este tipo de azúcares, probablemente, tu cerebro no te pedirá que tomes del tipo que es nocivo y perjudicial.

Además, diversos estudios recientes han confirmado que las fresas ayudan a proteger las paredes del estómago y que su consumo habitual reduce exponencialmente las probabilidades de sufrir úlceras estomacales.

Y, como bien sabrás, padecer episodios de reflujo de forma continuada puede acabar desembocando en este gravísimo problema de salud.

La capacidad protectora de las fresas radica en que poseen una serie de sustancias que se encargan de fortalecer la mucosa que recubre las paredes del estómago.

Su principal finalidad es la de proteger el músculo de la acción de los ácidos gástricos segregados por el mismo órgano.

Asimismo, su acción beneficiosa se extiende hasta el esófago, lugar en el que acontecen la mayoría de síntomas derivados del reflujo como, por ejemplo, la característica sensación de ardor y quemazón.

Eso sí, te recomiendo que no caigas en la tentación de comer fresas acompañadas de elementos que puedan perjudicarte como, por ejemplo, la nata, también conocida como crema de leche.

Y es que, si bien es cierto que se trata de una combinación absolutamente deliciosa, te aseguro que la grasa contenida en este derivado lácteo solo conseguirá que empeores de tu problema.

De igual modo, tampoco te aconsejo que las tomes con leche ni con azúcar.

La forma ideal de que consumas fresas es al natural o acompañadas de otros productos que también sean beneficiosos para tu problema con la acidez.

De hecho, puedes hacer un batido con leche desnatada o, si lo prefieres, preparar un licuado junto a unas rodajas de papaya y un poco de avena.

De esta manera podrás aportar a tu organismo las cantidades de fibra y vitaminas del grupo B que necesita para combatir eficazmente la acidez.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.