Las Medicinas no Curan el Reflujo

Las Medicinas no Curan el ReflujoEn este artículo te voy a mostrar por qué las medicinas no curan el reflujo gástrico.

Si tienes un problema con el reflujo y acudes al médico en busca de una solución que ponga fin a tu problema digestivo, es más que probable que este acabe recetándote algún medicamento o compuesto químico.

Sin embargo, esta no siempre es la mejor opción.

Y es que, dejando a un lado los efectos secundarios adversos que puedan tener sobre tu estómago y tu salud, existen remedios naturales mucho más eficaces y que puedes integrar en tu vida de forma muy sencilla.

Por lo general, los medicamentos destinados a combatir el reflujo son los denominados protectores de estómago.

En este sentido, este tipo de compuestos químicos están destinados a reducir la acidez del sistema digestivo.

Su uso es únicamente recomendable cuando la persona que los consume padece una enfermedad que requiere la ingesta de otro tipo de compuestos que puedan ocasionar úlceras estomacales.

Además, está demostrado científicamente que los medicamentos para el reflujo impiden al organismo absorber y metabolizar adecuadamente el calcio, un elemento vital para la buena salud de los huesos.

De igual modo, también impiden la asimilación de la vitamina B12 y del magnesio y favorecen la proliferación de las infecciones intestinales.

Asimismo, se sospecha que guardan relación con diversas afecciones respiratorias como la neumonía y con la osteoporosis.

Sin embargo, quiero hacer hincapié en que existe un amplio universo de posibilidades naturales para combatir el reflujo gástrico sin tener que soportar estos perjudiciales efectos secundarios.

Evidentemente, cuidar la dieta y evitar el consumo de bebidas carbonatadas, alimentos picantes y, sobre todo, no excederte en el consumo de carne son aspectos de vital importancia.

Por su parte, incluir el vinagre de manzana, el jugo de aloe vera y las infusiones a partir de la raíz del jengibre te ayudará a combatir tu problema.

De la misma forma, tomar diariamente té de hinojo y de ulmus rubra también te ayudará.

En definitiva, la naturaleza te brinda todos los elementos necesarios para que puedas solucionar y prevenir el problema del reflujo gástrico.

Por ello, no es necesario que recurras a compuestos químicos que, si bien es cierto que pueden ayudarte en primera instancia, te acarrearán graves perjuicios a medio y largo plazo que comprometerán tu bienestar general.

Además, tampoco pierdas de vista remedios alternativos como, por ejemplo, la acupuntura.

Si lo haces, puedo asegurarte, sin ningún género de dudas, que más pronto que tarde empezarás a disfrutar de una mejor calidad de vida.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.