¿Los Lácteos Son Buenos Para el Reflujo Gástrico?

¿Los Lácteos Son Buenos Para el Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a mostrar si los lácteos son buenos para calmar el reflujo gástrico.

Los problemas digestivos como el reflujo gástrico se deben controlar a partir de una alimentación balanceada y diseñada específicamente para esa dolencia.

Conociendo las propiedades de los distintos alimentos y las sustancias que pueden dañar o favorecer el estómago se puede conseguir la mejor dieta para acabar con los síntomas de ardor.

En este sentido, ante la duda de si los lácteos deben formar parte de una dieta formulada para acabar con el reflujo, la respuesta es un poco más amplia que un sí o un no.

Por un lado, los lácteos son alimentos ricos en proteínas y en valores nutritivos muy recomendados en cualquier dieta.

Por lo tanto, si no existe intolerancia, siempre es recomendable incluirlos como base de cualquier sistema de alimentación.

Sin embargo, existen algunas consideraciones que conviene conocer para adaptar el consumo de estos deliciosos productos a las necesidades propias de cada cuerpo.

En primer lugar, es importante señalar que los lácteos cuentan con grandes cantidades de grasa animal que conviene controlar cuando se trata de luchar contra el reflujo.

Las grasas hacen que las comidas sean más pesadas porque requieren un gran esfuerzo por parte del estómago para digerirlas.

Este se ve forzado a producir mayor cantidad de ácido provocando un riesgo elevado de sufrir reflujo gástrico.

Para evitar este problema existen numerosos tipos de productos lácteos con distintos niveles de grasa e incluso están los postres, leches y quesos desgrasados con un porcentaje mínimo de lípidos en su composición.

En cuanto a los problemas de intolerancia, la lactosa es el elemento principal implicado en este malestar.

Si bien no está relacionado íntimamente con el reflujo gástrico, sí provoca otro tipo de consecuencias a nivel digestivo que no hace más que prolongar la sensación desagradable desde el inicio de la digestión hasta su final.

Si notas que no te sienta bien consumir leche, puedes probar con los numerosos productos sin lactosa que se pueden encontrar actualmente en el mercado.

Permiten, no solo una digestión más ligera, sino también un disfrute delicado de uno de los productos más interesantes que ofrece la naturaleza para completar una dieta.

Es interesante señalar la creencia de que un vaso de leche muy fría es capaz de calmar la sensación de ardor estomacal.

Si bien es cierto que, de forma inmediata, puede ofrecer una tregua en el malestar, es conveniente saber que las temperaturas extremas se desaconsejan en cualquier caso de acidez.

Los consejos que acabo de darte te ayudarán a calmar los síntomas del reflujo gástrico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.