¿Puedes Comer Chicle si Tienes Reflujo Gástrico?

¿Puedes Comer Chicle si Tienes Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a hablar acerca de si puedes comer chicle si padeces reflujo gástrico. 

Cuando hablamos de reflujo gástrico, lo hacemos de un problema de índole digestivo que cada año cobra mayor importancia entre los habitantes de países desarrollados.

Relacionado básicamente con el tipo de dieta y de alimentos que se consumen, suele venir acompañado de molestos síntomas como la sensación de quemazón, tos, hipo, ardor e incluso el retorno a la garganta del bolo alimenticio que provoca vómitos.

Como se puede comprobar, no se trata de un asunto que se pueda tomar a la ligera, pues si el reflujo gástrico se padece de manera constante puede desembocar en enfermedades de mayor gravedad.

Existe la creencia errónea de que mascar chicle aumenta las posibilidades de sufrir acidez, así como su intensidad.

Aquí te expondré los distintos motivos que convierten al chicle en uno de tus mejores aliados contra la acidez y el reflujo.

En primer lugar, como seguro te habrás dado cuenta, cuando se masca chicle, el nivel de saliva que se segrega aumenta de manera considerable.

Sin ninguna duda esto es muy beneficioso para combatir la acidez porque la saliva contribuye a equilibrar los niveles de pH.

Además, la saliva contiene diferentes clases de enzimas que resultan de gran ayuda para contrarrestar la acidez que provoca la ingesta de determinados alimentos.

Igualmente, todo este exceso de saliva que se genera cuando se mastica chicle termina en el estómago, foco principal en el que se genera el reflujo.

Cuando esto pasa, la saliva también ayuda a rebajar la acidez estomacal.

Se puede afirmar por lo tanto, que la secreción de saliva que viene aparejada con el consumo de chicles, neutraliza los niveles altos de acidez tanto de la boca como del estómago.

De igual forma, el masticar chicle también actúa como efecto placebo y evita que se consuman alimentos entre horas como dulces o snacks, que son unos alimentos muy dañinos para las personas que padecen reflujo.

En cuanto al tipo de chicle a consumir, te recomiendo que optes por sabores de frutas y evites en la medida de lo posible los chicles con sabor a menta.

El principal motivo de esta recomendación es que la menta debilita el esfínter situado en la boca del estómago facilitando el escape de los ácidos hacia la garganta.

Y esto es un efecto contraproducente, ya que facilita la aparición del reflujo.

Con esta salvedad de los chicles de menta, no lo dudes y apuesta por los chicles de sabor a frutas para evitar la aparición del reflujo gástrico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.