¿Puedo Comer Frijoles si Tengo Reflujo?

¿Puedo Comer Frijoles si Tengo Reflujo?En este artículo te voy a hablar de los frijoles y te diré si puedes consumirlos si tienes reflujo.

A muchas personas les encantan los frijoles pero, en cuanto empiezan a sentir síntomas relacionados con el reflujo gástrico, los suprimen por completo de su dieta.

Esto se debe a la creencia generalizada de que estos alimentos son muy perjudiciales para el sistema digestivo.

De hecho, es posible que, si tú también lo padeces, hayas escuchado esta afirmación en más de una ocasión y que, debido a ella, los hayas erradicado de tu alimentación.

Sin embargo, he de decirte que estás equivocado y te lo voy a demostrar.

La asociación entre los frijoles y el agravamiento de los síntomas asociados al reflujo gástrico como, por ejemplo, el ardor y la quemazón, es totalmente equivocada.

En este sentido, basta con decir que estas semillas poseen enormes cantidades de fibra y vitamina B, sustancias muy recomendables para atacar de lleno el problema.

Además, tampoco debes olvidar que poseen muchos minerales y proteínas que tu organismo necesita para funcionar adecuadamente.

Está demostrado científicamente que la fibra ayuda a hacer que las digestiones sean menos pesadas.

Y, como bien sabrás, las digestiones prolongadas causadas por comidas copiosas y abundantes son los más claros detonantes de aparición del reflujo.

Sobre todo, si se acompañan de alimentos ácidos y de bebidas carbonatadas que debiliten el esfínter esofágico.

Por otro lado, la elevada concentración de proteínas que poseen los frijoles, y que ya te he comentado, hace que este alimento sea un excelente sustitutivo de la carne en tu dieta.

Esto es especialmente importante pues, aunque no lo sepas, la carne en general pero, sobre todo, la que es muy rica en grasa, es muy perjudicial para el reflujo gástrico ya que el estómago precisa de realizar un gran esfuerzo para digerirla.

En este momento quiero hacer un importante inciso.

Sí, los frijoles son estupendos de cara a combatir el reflujo, pero no de cualquier forma.

Como podrás imaginar, si los tomas fritos, en pucheros o acompañados de sustancias picantes, no solo no mejorarán el problema sino que, además, lo agravarán todavía más.

Por ello, lo ideal es que los tomes exclusivamente cocidos y acompañados de otras verduras sanas en ensaladas, por ejemplo.

En definitiva, por su alto contenido en fibra, proteínas y vitamina B, los frijoles son magníficos alimentos que debes incluir en tu dieta habitual para combatir tu problema de reflujo.

Sin embargo, consúmelos de la forma en que te he comentado y evita acompañarlos de ingredientes que puedan hacerte empeorar.

Poco a poco, conseguirás que el reflujo gástrico sea cosa del pasado.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.