¿Puedo Comer Huevo si Tengo Reflujo Ácido?

¿Puedo Comer Huevo si Tengo Reflujo Ácido?En este artículo te voy a hablar de las propiedades que posee el huevo y te diré si puedes consumirlo si sufres de reflujo ácido. 

Si padeces de reflujo ácido es más que probable que cada alimento te genere una gran cantidad de dudas.

Y es que, como bien sabrás, la dieta es la clave para tratar este molesto y desagradable trastorno alimenticio.

Por ello, quiero dedicar este artículo a hablarte acerca de uno de los que más controversia genera: el huevo.

Sin duda, comer huevos no es perjudicial para el reflujo ácido.

De hecho, puedo asegurarte todo lo contrario, es decir, que es muy saludable y recomendable para hacer frente a tu problema y empezar a decirle adiós definitivamente.

Y es que en su composición tienen cabida infinidad de sustancias muy efectivas de cara a combatir el ERGE.

Pero, antes de nada, una recomendación: olvídate de los huevos fritos pues esta forma de prepararlos sí empeorará tu problema de reflujo.

De hecho, cualquier receta en la que los huevos se enriquezcan con grasas es altamente perjudicial pues estas sustancias dificultan la digestión y obligan al estómago a segregar mayor cantidad de ácidos gástricos.

Por ello, la forma ideal de tomar huevos es, sin lugar a dudas, cocidos o hervidos.

De esta forma, conseguirás mantener a salvo todas sus propiedades y su sabor.

Pero, ¿por qué son los huevos beneficiosos para tratar el reflujo ácido?

La respuesta radica, curiosamente, en la alta concentración de grasas saludables en su composición.

En este sentido cabe destacar que todos ellos contienen elevadas cantidades de Omega-3, una sustancia que el organismo es capaz de asimilar muy fácilmente y que no repercute en hacer más pesadas las digestiones.

Puede que tengas la idea de que todas las grasas son perjudiciales pero, como te he dicho, esto no es así.

De hecho, tu cuerpo las necesita para vivir y desarrollar sus funciones.

Por otro lado, los huevos también poseen grandes dosis de vitaminas del grupo B, las cuales son ideales para reparar los tejidos dañados por el reflujo y para combatir el dolor y la sensación de ardor.

En definitiva, los huevos, consumidos de la forma correcta, son muy beneficiosos para combatir el reflujo ácido y fortalecerán los tejidos de tu estómago y de tu esófago.

Por ello, deben formar parte indispensable de tu dieta.

Además, son el acompañamiento perfecto de multitud de platos, quedando especialmente bien en todo tipo de ensaladas.

Así que, si te encantan, no temas, te aseguro que si los comes cocidos o hervidos harán mucho por tu bienestar general.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.