Qué Alimentos Para el Reflujo Gástrico Pueden Curarme

Qué Alimentos Para el Reflujo Gástrico Pueden CurarmeEn este artículo voy a mostrarte cuáles son los alimentos para el reflujo gástrico que pueden curarte.

El reflujo gástrico es una afección que conlleva algunas molestias en todo el aparato digestivo causadas por un exceso de ácidos estomacales y por su aparición en lugares que no están preparados para ello.

Así, si eres una de las muchas personas que lo padeces sabrás que el ardor y la incomodidad están aseguradas, por lo que tu vida diaria se verá seriamente comprometida.

Sin embargo, existen remedios completamente naturales y muy eficaces para luchar contra el reflujo gástrico, pudiendo ser la avena y el arroz integral dos de los mejores.

Por ello, estos dos alimentos no pueden faltar en tu dieta.

Al hablar de la avena, lo estamos haciendo de uno de los cereales que son insustituibles en tu alimentación.

Este producto le ofrece a tu organismo innumerables beneficios, entre los que se encuentran los de ayudarte a mejorar los síntomas del reflujo gástrico.

En concreto, la avena posee una enorme cantidad de carbohidratos, aminoácidos y minerales como el magnesio, el zinc, el calcio y el hierro.

Estas sustancias mantendrán tu cuerpo en perfecto estado y te ayudarán a sentirte más saludable y enérgico, por lo que no deberías dudar a la hora de incluir la avena en tu desayuno.

No obstante, si tratamos de cerca tu problema de reflujo, el consumo de avena te ayudará a mantener dentro de unos niveles normales la secreción de ácidos estomacales.

Esto se debe a los altos niveles de fibra de este cereal.

La fibra es ideal para acelerar el tránsito intestinal y producir digestiones ligeras, por lo que no será necesario que tu estómago se esfuerce demasiado para llevarlas a cabo.

Pero aún hay más beneficios para tus problemas de reflujo, ya que la avena contiene vitaminas B1 y B2.

Estas sustancias son capaces de reparar los daños provocados por los ácidos estomacales y previenen los episodios de reflujo.

Por todo ello, no quiero que en tu despensa escasee nunca la avena, por lo que puedes tomarla como más te guste.

En el caso del arroz integral es un alimento rico en sustancias como las proteínas, los minerales y la fibra.

Además, también te ayudará a sentirte saciado durante más tiempo, lo que hará menos necesarias las continuas ingestas de alimentos.

Por lo tanto, los procesos digestivos que pueden provocar la aparición del reflujo desaparecerán.

Sin embargo, al igual que sucede con la avena, es el alto contenido en fibra del arroz integral el aspecto de este alimento que más beneficios te dará en tu lucha contra el reflujo gástrico.

Este producto posee grandes concentraciones de fibra vegetal, una sustancia que acelera sobremanera el tránsito de los alimentos por tu aparato digestivo.

Como resultado de consumirlo habitualmente, como plato único o bajo la forma de una deliciosa guarnición, disfrutarás de digestiones rápidas y eficaces, en las cuales la secreción de ácidos estomacales será mucho menos necesaria.

De esta forma, no debes perder de vista en tus platos el arroz integral, ya que te ayudará a dejar atrás al temido reflujo gástrico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.