¿Qué Carnes no Puedo Comer Para Evitar Reflujo Gástrico?

¿Qué Carnes no Puedo Comer Para Evitar Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a mostrar qué carnes no debes consumir si quieres evitar el reflujo gástrico. 

No deberías pensar que por padecer reflujo la carne tiene que desaparecer obligatoriamente de tu alimentación.

Al contrario, este grupo alimenticio es esencial para que puedas llevar una dieta equilibrada aunque sí que tienes que dejar de lado el consumo de ciertas variedades que pueden hacer que te sientas muy mal.

Por ello, aquí voy a darte a conocer aquellas carnes que no debes tomar de ninguna forma.

La carne puede presentar un doble efecto negativo sobre tu sistema digestivo, ya que es un alimento difícil de digerir y que contiene un nivel de grasas demasiado elevado.

Además, su pobreza en fibra y en otras sustancias necesarias para hacer que te sientas mejor de tus problemas de reflujo son algunos de los motivos que desaconsejan su consumo.

El caso más grave de todos es el que se presenta en forma de embutido, un tipo de producto cárnico repleto de grasas, especias y otros compuestos peligrosos para tu aparato digestivo y que no tiene prácticamente ningún valor nutricional.

Dejar de lado el consumo de embutidos es esencial para conseguir que tus problemas de reflujo comiencen a mejorar.

No debes olvidar que un producto de este tipo suele tener más de 30 g de grasa por cada 100 de alimento, algo que te deparará unas digestiones realmente complicadas.

Algunas partes de la carne de vacuno, como las costillas por ejemplo, presentan también un nivel de grasas demasiado elevado.

La carne de vacuno puede convertirse en un problema digestivo si no sabes elegir el corte ideal.

Por lo que debes dejar de lado el consumo de las partes más grasas de estos animales y centrarte en otras zonas que sí pueden formar parte de tu dieta para el reflujo.

Aunque el pollo suele contarse como una de las carnes más recomendables para todos los que padecen reflujo por su bajo contenido en grasa, también hay que saber elegir la zona para no sufrir molestias indeseadas.

El muslo de pollo contiene el doble de grasas que la pechuga, algo que puede darte una pista sobre cuál es la mejor zona para extraer la carne de este animal.

Las carnes de caza, como la de ciervo o jabalí, son realmente duras y ricas en grasas, por lo que deben desaparecer de tu mesa si no quieres que tus problemas de reflujo vayan a más.

Antes de acabar quiero recomendarte que no frías ninguna carne, ya que así elevarás la presencia de grasas a niveles bastante perjudiciales.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.