¿Qué Compro en la Herboristería Para el Reflujo?

¿Qué Compro en la Herboristería Para el Reflujo?En este artículo te voy a mostrar lo que puedes comprar en la herboristería para tratar el reflujo.

Cualquier herboristería que tengas cerca de casa puede convertirse en el lugar ideal para encontrar remedios naturales que ayuden a tu organismo a librarse de las molestias causadas por el reflujo.

Este tipo de establecimiento cuenta con aquellos productos que mejor le sentarán a tu sistema digestivo.

Así, aquí quiero que descubras todo lo que puedes comprar en la herboristería para tratar el reflujo, por lo que no deberías perder detalle de lo que voy a contarte.

Quiero comenzar esta lista hablándote de un producto disponible en cualquier herboristería que hará que te sientas muy bien.

Se trata de las flores secas de manzanilla, una forma ideal para calmar los dolores causados por el reflujo gracias a las muchas propiedades de esta planta medicinal.

La manzanilla no debe faltar nunca en tu despensa, ya que es una de las plantas medicinales más apropiadas para tratar el reflujo o cualquier otra afección digestiva.

Elige las flores secas que encontrarás en la herboristería y prepara una infusión con ellas.

De esta manera podrás disponer de una bebida capaz de calmar las paredes interiores de tu estómago, relajar los músculos abdominales y hacer que tus digestiones sean mucho más llevaderas.

No son pocos los casos en los que el reflujo tiene como origen un nivel de estrés demasiado alto.

Por lo que el consumo de plantas medicinales que calmen tu sistema nervioso es también una buena forma de prevenir el reflujo.

En este caso, una de las mejores y de las más fáciles de encontrar en cualquier herboristería es la tila, una planta que lleva usándose desde hace bastante tiempo para controlar los niveles de estrés y ansiedad.

La tila puedes obtenerla lista para preparar infusiones o en forma de comprimidos que concentren todas sus propiedades, por lo que puedes elegir la forma que más te interesa para disfrutar de sus propiedades.

En la herboristería también puedes disponer de numerosos suplementos minerales capaces de hacer que el reflujo y la acidez estomacal se conviertan en meros recuerdos del pasado.

Busca principalmente aquellos suplementos que tengan en su composición minerales como el potasio o el magnesio.

Su poder antiácido te sorprenderá y te evitará tener que consumir medicamentos artificiales que no llegan a producir los mismos efectos.

Tampoco es extraño encontrar en tu herboristería más cercana trozos frescos de jengibre, preparados para infusiones con esta raíz o comprimidos que incorporen todas las propiedades de un producto capaz de hacerte sentir mucho mejor.

El jengibre es ideal para reducir los niveles de acidez y aliviar las molestias que sentirás en tu esófago.

Por lo tanto su consumo debería ser algo obligado para ti si quieres poder decirle adiós al reflujo.

Por último, existen comprimidos de aloe vera que pueden resultarte muy eficaces para combatir el reflujo si no tienes el tiempo necesario para preparar un jugo con la pulpa de esta planta.

Estos comprimidos te ofrecen las mejores propiedades digestivas del aloe vera, lo que te hará sentir muy bien de tus problemas estomacales.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.