¿Qué Dieta se Recomienda Para el Reflujo Gástrico?

¿Qué Dieta se Recomienda Para el Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a mostrar la dieta que se recomienda para reducir el reflujo gástrico.

El reflujo gástrico es un problema de salud que se caracteriza por provocar dolor y malestar, llegando a provocar un considerable empeoramiento de la vida de la persona que lo padece, algo que probablemente ya sepas muy bien.

El reflujo gástrico es, en resumidas cuentas, un cuadro de carácter crónico en el cual los ácidos gástricos no se quedan en el estómago y fluyen hacia el esófago, lo cual provoca una sensación de ardor en el pecho o la garganta.

Puedes estar completamente seguro de que puedes acabar de una vez por todas con tu problema con solo cuidar al máximo tu alimentación, es decir, sin recurrir a fármacos ni compuestos químicos que, debido a sus efectos secundarios, acaben debilitándote fuertemente.

Por ello, voy a dedicar este artículo a hablarte sobre los alimentos que mayor bien harán sobre tu organismo a la hora de combatir esta enfermedad.

Pero, antes de empezar a hablarte sobre los alimentos en cuestión que te ayudarán a solucionar tu problema, quiero comentarte una serie de hábitos alimenticios que te resultarán de gran utilidad.

Y es que, respecto al reflujo gástrico, la forma en que se come es casi tan importante como el qué se come.

Lo primero en lo que deseo hacer énfasis es en que es preferible que comas muchas veces a lo largo del día pequeñas cantidades de comida a que te des tres atracones en desayuno, almuerzo y cena.

Y es que existen multitud de estudios de medicina y nutrición que avalan la teoría de que, de esta forma, la digestión se realiza más fácilmente y de esta manera el estómago no necesita producir grandes niveles de ácidos gástricos.

También es conveniente que mastiques mucho y muy despacio la comida para evitar la fermentación de los alimentos e impedir que generen incómodas flatulencias.

Alimentos que alivian el reflujo gástrico

La fruta es uno de los principales pilares sobre los que debe girar cualquier dieta destinada a aliviar los síntomas del reflujo gástrico.

Por ello, el melón, la manzana, las fresas, la papaya y la pera, cada uno en su temporada respectiva, han de ocupar un lugar privilegiado dentro de tu alimentación.

Esto se debe, principalmente, a que contienen grandes cantidades de vitaminas del grupo B.

En líneas generales, las vitaminas del complejo B consiguen, de forma muy eficaz, regular el sistema nervioso, por lo que también propician el buen funcionamiento del sistema digestivo, así como de los músculos, el corazón y, en definitiva, todos los tejidos del organismo.

Pero, al igual que las vitaminas del grupo B han de ser muy importantes en tu dieta diaria, la vitamina C también pasará a ser indispensable en ella.

Y es que te ayudará a proteger los tejidos del cuerpo y las células que los forman.

El plátano, debido a sus grandes cantidades de potasio, un mineral muy saludable para tu problema de reflujo gástrico, y, sobre todo, las fresas son las más aconsejables en este sentido.

Las frutas ácidas, como la naranja o el pomelo, también poseen grandes cantidades de vitamina C, pero llegado a este punto he de hacer un pequeño apunte.

Y es que las frutas ácidas a las que he hecho referencia provocan molestias en las personas con reflujo gástrico, por esta razón te aconsejo que no las incluyas en tu dieta para el reflujo.

En cualquier caso, las cerezas, los arándanos y las grosellas también te proporcionarán la vitamina C que necesitas sin provocarte malestar.

Por su lado, alimentos como la zanahoria y la calabaza, también han de jugar un papel clave en tu dieta a partir de ahora pues, fundamentalmente, conseguirán que los episodios de reflujo gástrico se conviertan en cosa del pasado.

Asimismo, estos alimentos poseen beta caroteno, un excelente antioxidante que previene todo tipo de enfermedades relacionadas con el aparato digestivo.

Finalmente, no puedo acabar este artículo sin comentarte que todos los alimentos que sean ricos en fibras solubles también son muy recomendables para ti.

En este sentido, el arroz integral, la avena, las patatas, y los frijoles son magníficos ejemplos.

De igual modo, en cuanto a las frutas, las manzanas y las peras son las dos que más contienen.

La importancia de la fibra en tu dieta radica, principalmente, en el hecho de que propicia unas digestiones más ligeras, rápidas y agradables.

En definitiva, cuidando tu alimentación y haciéndola girar sobre los alimentos que te he comentado en este artículo, puedes estar seguro de que, con paciencia, esfuerzo y dedicación, conseguirás, de forma completamente natural, decir adiós para siempre a tu problema con el reflujo.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.