¿Qué es Bueno Para el Reflujo Gástrico y la Acidez?

¿Qué es Bueno Para el Reflujo Gástrico y la Acidez?En este artículo te voy a mostrar qué es bueno para curar el reflujo gástrico y la acidez. 

Mantener la alcalinidad de tu organismo debe ser uno de los objetivos de tu dieta, ya que es sinónimo de buena salud a todos los niveles.

Si te estás preguntando qué es bueno para curar el reflujo gástrico y la acidez, te diré que consumir alimentos alcalinos es esencial para conseguirlo.

Por lo que en tu mesa no pueden faltar algunos productos que quiero recomendarte aquí.

En concreto, voy a tratar de recomendarte las verduras más alcalinas con las que puedes llenar la cesta de la compra para aprovecharte de sus virtudes.

Es una forma sencilla de sentirte bien y cuidarte mientras disfrutas de la buena mesa.

Así, toma nota y descubre cuáles son las verduras para hacer más alcalino tu cuerpo y librarte del reflujo gástrico y la acidez.

Comenzaré hablándote de las alcachofas, una de las verduras más interesantes a nivel nutricional, y es que aporta una serie de nutrientes de gran valor para tu organismo.

Las alcachofas contienen altas concentraciones de fibra alimentaria y de minerales esenciales para tu salud en general, además de ser totalmente alcalinas y mantener el pH de tu organismo en unos niveles óptimos para disfrutar de una salud perfecta.

Eso sí, debes evitar las alcachofas preparadas en conserva y optar siempre por las frescas que puedes encontrar en mercados de cualquier lugar, ya que son las que mejor le sentarán a tu cuerpo.

En una lista de alimentos que ayuden a tu cuerpo a mantener su alcalinidad no puede faltar de ninguna forma el brócoli.

Esta verdura es una de las que posee un mayor poder para rebajar la acidez de tu organismo, por lo que debería estar presente en tu mesa siempre que puedas para mantener tu salud en un estado ideal.

El brócoli posee un pH plenamente alcalino y es fácil de digerir, lo que hará que puedas aprovechar las sustancias que se encuentran en él sin que pongas en peligro el equilibrio ácido de tu cuerpo.

Un consejo: a la hora de cocinar el brócoli procura hacerlo lo menos posible usando técnicas como el hervido o el cocinado al vapor, ya que de lo contrario harás que este fabuloso alimento pierda gran parte de sus propiedades.

A las espinacas hay que dedicarle un lugar aparte si se quiere hacer justicia a la cantidad de propiedades que posee, y es que se trata de una de las verduras más alcalinas que existen en la naturaleza.

Esta planta, de la que se suelen consumir sus hojas, mantiene niveles de minerales capaces de reducir de forma efectiva la acidez de tu organismo, un aspecto que hace que posea el valor alcalino que tanto te interesa.

Cocinar las espinacas suele ser muy sencillo, aunque debes evitar mezclarlas con alimentos ácidos que echen a perder sus propiedades.

Así, mi consejo es que las prepares al vapor o que las comas crudas en ensaladas si quieres obtener todos los nutrientes de un alimento que parece estar diseñado para que puedas seguir disfrutando de una salud óptima, libre de reflujo.

La zanahoria, una verdura que se ha extendido por todo el mundo y que puede encontrarse durante todo el año, posee propiedades alcalinas que harán que tu dieta se convierta en el mejor remedio para combatir la acidez y el reflujo gástrico que tanto complican tu vida.

Las zanahorias son efectivas en cuanto entran en contacto con tu cuerpo, ya que su acción en el estómago es capaz de neutralizar los ácidos presentes de forma natural en las digestiones más pesadas.

En el organismo en general su efecto es igual de beneficioso, por lo que una dieta que busque ser alcalina debe tener en las zanahorias uno de sus pilares.

Mi consejo para preparar las zanahorias es que las comas crudas o que prepares un jugo con ellas.

Esta bebida es excelente para saciar tu apetito y para mantener controlada la acidez de tu cuerpo.

Los espárragos también pueden convertirse fácilmente en la fuente de alcalinidad que buscas para que tu dieta sea beneficiosa para tu organismo.

Los espárragos trigueros frescos contienen una proporción de fibra bastante alta, sustancia capaz de retener los ácidos presentes en zonas tan delicadas como el estómago.

Por lo que consumirlos con frecuencia es ideal para ti.

Las variedades que debes evitar son aquellas que se venden procesadas en supermercados.

Muchos espárragos de los que suelen ofrecerse en las grandes superficies han sufrido procesados que echan a perder sus virtudes, por lo que no te ofrecerán ninguna ventaja nutricional.

En una lista como esta no puede faltar un espacio dedicado a la patata.

Este tubérculo, disponible en cualquier zona del mundo, posee un pH realmente alcalino que hará que tu cuerpo pueda beneficiarse de sus propiedades sin ver alterado el equilibrio ácido que debe tener.

Ahora bien, no pienses que freír las patatas o consumir las que vienen presentadas en forma de snack te servirá de algo.

Al añadir aceite y grasas arruinarás las propiedades de un alimento que puede ayudarte a hacer que tu cuerpo sea alcalino, por lo que debes evitar estas prácticas.

Por el contrario, preparar un jugo de patatas o comerlas cocidas es ideal si quieres disfrutar de un alimento alcalino y muy beneficioso para tu salud.

Constituida principalmente por agua y por minerales de acción alcalina, la lechuga es otra verdura que no puede faltar en tu mesa si quieres hacer que tu salud comience a ser óptima.

La lechuga es una verdura ideal para ser la base de tus ensaladas debido a su ligereza, buen sabor y, por supuesto, alcalinidad, por lo que quiero recomendarte su consumo de forma encarecida.

Para hacer más variado el consumo de esta planta, te recomiendo que prepares jugos verdes que cuenten con la lechuga en sus ingredientes, una forma refrescante y original de sacarle el máximo partido a este alimento.

La coliflor también puede ocupar un lugar destacado en tu despensa si estás buscando la forma de hacer que tu dieta sea totalmente alcalina.

Esta verdura contiene minerales y sustancias que rebajarán la acidez de tu cuerpo siempre que la consumas cocida o poco cocinada.

Esto se debe a que un tratamiento excesivo puede echar a perder todas las virtudes que hacen que la coliflor sea recomendable para ti.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.