¿Qué Hacer en Caso de Ataque de Reflujo?

¿Qué Hacer en Caso de Ataque de Reflujo?En este artículo te voy a hablar acerca de lo que debes hacer en el caso que sufras un ataque de reflujo. 

Te levantas un buen día y, nada más poner un pie en el suelo, notas una molesta y desagradable sensación de ardor y quemazón en el estómago que llega hasta tu garganta.

O, nada más acabar tu delicioso almuerzo, empiezas a sentir estos síntomas.

Sabes que estás sufriendo un ataque de reflujo y necesitas algún remedio que te permita seguir con tu vida y llevar a cabo tus actividades cotidianas sin dolor.

Seguro que, en más de una ocasión, has sufrido los síntomas que acabo de describir y has pasado un día terrible.

Por ello, quiero dedicar este artículo a comentarte algunos remedios rápidos que pueden ayudarte a hacer desaparecer el ataque de acidez que padeces.

En primer lugar has de saber que, por norma general, los episodios de reflujo gástrico son provocados por la excesiva producción de ácidos gástricos que el estómago se ve obligado a generar para digerir los alimentos.

Cuando éstos superan la barrera que supone el esfínter esofágico inferior y alcanzan el esófago, los síntomas hacen su aparición.

Por tanto, creando un entorno alcalino en el interior de la cavidad estomacal, éstos suelen desaparecer rápidamente.

El remedio más poderoso y de acción más rápida que existe es el bicarbonato de sodio, una sustancia que podrás encontrar en cualquier supermercado en forma de polvo.

Nada más notar los primeros síntomas de tu ataque de acidez, diluye una cucharada en agua e ingiere la mezcla.

Comprobarás cómo mejoras en un abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, el abuso de bicarbonato sódico no es recomendable ya que puede dar lugar a la aparición de diversos efectos secundarios a largo plazo.

En este sentido, un producto totalmente natural que también resulta igual de efectivo es el vinagre de manzana.

De hecho, una cucharada después de las comidas es la mejor medicina que puedes encontrar para acabar con la acidez.

Por su parte, en caso de que sufras estos ataques de forma habitual, ten siempre a mano jugo de aloe vera.

Y es que sus excelentes propiedades medicinales, entre las que destacan las antiinflamatorias, ayudarán a relajar las paredes de tu estómago y a crear un entorno más alcalino que dé lugar a la desaparición del reflujo.

En cualquier caso, tampoco abuses de este jugo ya que, de manera continuada, puede tener cierto efecto laxante.

En definitiva, estos son tres remedios que te ayudarán a poner fin a cualquier ataque de acidez rápidamente.

Sin embargo, son soluciones de emergencia.

Ataca la raíz del problema cuidando tu dieta y te aseguro que podrás decir adiós al reflujo definitivamente.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.