¿Qué Puedo Comer si Padezco de Reflujo Gástrico?

¿Qué Puedo Comer si Padezco de Reflujo Gástrico?En este artículo te voy a hablar acerca de los alimentos que puedes consumir si padeces de reflujo gástrico. 

El reflujo gástrico es un problema que, como bien sabrás, sucede cuando los ácidos gástricos, debido al mal funcionamiento del esfínter esofágico, se abren camino hacia el esófago.

Entre otros síntomas, el reflujo puede ocasionar una sensación de ardor o quemazón en el pecho y puede provocar una irritación crónica de la garganta.

Una vez que sufres de reflujo gástrico, debes empezar a cuidar especialmente tu alimentación.

Por ello, voy a dedicar este artículo a hablarte acerca de aquellos alimentos que puedes incluir en tu dieta si padeces esta enfermedad.

La importancia de la dieta para tratar el reflujo gástrico

Cuidar la dieta es importante en todas las parcelas de la vida pero, cuando se padece de reflujo gástrico, esta cuestión adquiere mucha mayor relevancia.

Y es que, sin lugar a dudas, tu objetivo ha de ser, a partir de los alimentos que comes, regular convenientemente los niveles de grasas para poder tener mejores digestiones libres de reflujo.

Alimentos que puedes comer si tienes reflujo

Existen muchos alimentos que te sentarán realmente bien y que te ayudarán a mejorar de tu problema con el reflujo rápidamente.

Por ejemplo, en el caso de las verduras, mi consejo es que te centres en el brócoli, la zanahoria, la lechuga, la acelga, la remolacha y la espinaca.

En este sentido también debo decirte que, como mínimo, debes tomar dos porciones enteras al día crudas o, como máximo, cocinadas al vapor.

Solo de esta forma podrás disfrutar de todas sus cualidades.

Respecto a las frutas, te vendrán muy bien para tratar el reflujo las que posean grandes cantidades de vitamina C y antioxidantes naturales como las fresas, los arándanos y los frutos rojos.

Debo aclararte que las frutas cítricas también poseen grandes cantidades de vitamina C pero no son recomendables para tu enfermedad debido a los altos niveles de ácido cítrico que poseen.

Otras frutas que se recomiendan para tratar el reflujo son la papaya, el melón, la pera, el melocotón y el aguacate debido a la gran cantidad de fibra que poseen, que ayudará a que tengas digestiones más rápidas.

Por su parte, también puedes permitirte comer carne si así lo deseas.

Sin embargo, siempre ha de tratarse de carnes magras y debes cocinarlas al vapor o a la plancha.

Además, las de ave son más saludables para tu problema que las de cerdo o de res.

Asimismo, te sugiero que incrementes la cantidad de pescado blanco (merluza, mero, rodaballo, rape, lenguado…) que consumes.

Los cereales integrales y la avena, debido a sus grandes concentraciones de fibra, te ayudarán a tener digestiones más ligeras en las que se segreguen menos cantidades de ácidos gástricos.

Finalmente, también te recomiendo que bebas agua en cantidades abundantes todos los días y que no tengas miedo de abusar un poco del té verde y de las infusiones de boldo, diente de león, manzanilla y jengibre.

Alimentos prohibidos en tu dieta contra el reflujo gástrico

Ya te he hablado acerca de los alimentos que mejor te vendrán para combatir tu problema de reflujo pero, de igual modo, no puedo dejar escapar la ocasión de recordarte todo aquello que debes suprimir de tu dieta para el reflujo.

Hablo, como no, de las carnes rojas, las frituras y los embutidos, por ejemplo.

Pero, además, aquellos alimentos muy grasos como la mantequilla, la nata y la bollería, tampoco están permitidos.

Lo mismo sucede con el alcohol, los lácteos sin descremar y las bebidas carbonatadas.

Alimentos especialmente recomendables para el reflujo gástrico

Anteriormente te he hablado largo y tendido acerca de los alimentos que deben formar parte de tu dieta sí o sí.

Sin embargo, me gustaría dedicar unas líneas a centrarme sobre algunos que te pueden ayudar especialmente.

Las verduras de hoja verde, las cuales son ricas en fibra de calidad.

Ejemplos de estas verduras son la acelga, la espinaca, la lechuga, el brócoli y la rúcula.

En cualquier caso, su volumen de clorofila es extremadamente alto, por lo que regulan los procesos digestivos para hacerlos más llevaderos, además de poseer gran cantidad de antioxidantes.

Por su parte, volviendo al tema de las frutas, no puedo olvidar destacar el plátano debido a que esta fruta es rica en potasio y también la manzana, debido a las altas concentraciones de pectina que contienen.

Esta sustancia actúa como un antiácido natural, lo que te ayudará a mejorar considerablemente de tus dolencias.

Anteriormente te he dicho que los alimentos muy grasos son muy perjudiciales para tu problema.

A pesar de ello, tu cuerpo necesita grasa para poder desarrollar sus funciones vitales.

Sin embargo, como bien sabrás, hay una gran variedad de grasas, las cuales pueden resumirse en dos: las insaturadas o saludables y las saturadas o perjudiciales.

Busca fuentes de grasas sanas en el aceite de oliva o alimentos similares y dale a tu cuerpo lo que necesita sin empeorar tu enfermedad.

En definitiva, podría pasarme el día nombrando alimentos que te ayudarían a mejorar del problema que padeces con el reflujo, lo cual es positivo para ti pues te brinda una enorme cantidad de posibilidades a la hora de confeccionar una dieta que te sea de utilidad.

Sin embargo, prefiero detenerme en este punto y transmitirte el ánimo que necesitas para poner, de una vez por todas, fin a tu problema.

Todo ello, por supuesto, a partir de la dieta y sin obligarte a tomar fármacos que, a la larga, acaben generándote efectos secundarios.

Y es que la naturaleza te provee de todo lo que necesitas para sanar este mal.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.