¿Qué Puedo Comer si Tengo Acidez? Los Mejores Alimentos Para Combatir el Reflujo

¿Qué Puedo Comer si Tengo Acidez? Los Mejores Alimentos Para Combatir el ReflujoEn este artículo te voy a mostrar los mejores alimentos que puedes consumir si tienes acidez y te ayudarán a combatir el reflujo. 

Cada año aumenta el número de personas que, en los países desarrollados, comienzan a padecer acidez.

Esta molestia viene acompañada de otros molestos síntomas como la tos, el ardor o la sensación de quemazón en la garganta, por lo tanto no se trata de un asunto sin importancia.

La acidez aparece cuando los ácidos que participan en el proceso digestivo escapan hacia la garganta a causa del mal cierre del esfínter situado en la boca del estómago.

De tal manera, se puede afirmar que la acidez aparece por una combinación de exceso de ácidos gástricos y cierre defectuoso del esfínter estomacal, cuya causa se debe principalmente a la ingesta de determinados alimentos.

Y es que no debemos olvidar que la acidez está íntimamente relacionada con la alimentación.

Además si sufres de acidez de forma frecuente es probable que también sufras de reflujo gástrico.

Por ello, si eres una persona propensa a sufrir este tipo de dolencia, presta mucha atención pues en el presente artículo te daré un listado detallado de los mejores alimentos para combatir el reflujo.

Comencemos hablando de los productos lácteos y sus derivados.

Hay que tener en cuenta que la leche es un alimento muy rico en grasa, por lo que su consumo no está especialmente recomendado para las personas que tienen acidez.

Eso no significa que no puedas consumir productos lácteos, pues en la actualidad existe leche y demás productos derivados sin lactosa y desgrasados que se pueden consumir sin ningún miedo.

En lo referente a las verduras y hortalizas, estos grupos de alimentos son, sin ningún género de dudas, tus mejores aliados contra la acidez.

Pero no hay que despistarse, pues existen unas cuantas excepciones como las coles, el tomate, el pimiento verde o la cebolla cuyo consumo no está recomendado para las personas propensas a padecer acidez.

En cambio, las conocidas como verduras de hoja verde (lechuga, escarola, apio, espinacas, berros, etc.) serán tus mayores aliadas y su consumo tiene que ser diario.

El caso de las frutas es muy similar al de las verduras.

La mayoría de ellas te reportará fantásticos beneficios de utilidad para combatir el reflujo.

De hecho, se puede mencionar el caso de los cítricos (limón, naranja, mandarina, pomelo o lima) como las únicas frutas a evitar.

En cambio, la papaya, la pera, la manzana, el melón o los arándanos son frutos verdaderamente geniales contra el reflujo.

En el apartado de carnes, te recomiendo que evites a toda costa las carnes rojas y ricas en grasas como el tocino y el embutido.

En contraposición, la carne de pollo, pato y pavo sin piel y generalmente asadas a la plancha te pueden resultar de gran ayuda para combatir el reflujo.

En cuanto al pescado, se ha demostrado que la variedad de pescado blanco es, por su carne magra, la mejor para luchar contra el reflujo.

De tal manera, encontramos una lista de posibilidades muy amplia: rape, merluza, bacalao, congrio, rodaballo, maruca, lenguado, gallo y faneca.

Eso no significa que el pescado azul sea perjudicial, lo puedes consumir sin ningún problema, pero si puedes elegir te recomiendo que optes por algún pescado blanco de la extensa lista que te he facilitado.

Por otra parte, hay que destacar el fabuloso papel que el marisco juega para combatir el reflujo.

Las gambas, los camarones o la langosta son alimentos perfectos para evitar la aparición de la acidez.

Las legumbres son otro tipo de alimentos que bien cocinados, pueden ser muy útiles contra el reflujo.

El truco de comer un buen plato de lentejas, alubias o garbanzos sin miedo a sufrir acidez minutos después de terminar está en los alimentos con los que se acompañen las legumbres.

Si cocinas un puchero de legumbres con verduras, su efecto contra el reflujo es espectacular.

En cambio, si cocinas las legumbres con tocino o embutido, surtirá el efecto contrario.

En el campo de los cereales, puedes consumir arroz o avena sin ningún problema.

De hecho, la avena ha demostrado reportar enormes beneficios para combatir la acidez.

Por regla general, los cereales son alimentos ricos en fibra, y la fibra contribuye a mejorar la digestión evitando los procesos digestivos muy pesados, que a la larga son en los que mayores posibilidades de que aparezca el reflujo tienen.

Por otra parte, también puedes consumir huevos sin miedo a que aparezca el reflujo, pero te recomiendo que no los consumas fritos, sino en tortilla, cocidos o revueltos.

Si no es para freír, pues se trata de un estilo de cocina prohibido para las personas que son propensas a padecer reflujo, el aceite de oliva también se puede consumir de manera moderada.

En lo referente a las bebidas, la más recomendable es el agua, aunque también puedes consumir zumos de fruta o licuados de verdura.

En ningún caso está recomendado el consumo de bebidas alcohólicas, energéticas y carbonatadas.

De igual manera, puedes beber infusiones sin teína como las elaboradas con jengibre, regaliz o manzanilla que te serán muy efectivas para aliviar los síntomas de la acidez.

Igualmente, el jugo preparado con aloe vera resulta perfecto para calmar de manera instantánea las molestias del reflujo, pero en este caso no es recomendable beber más de medio vaso al día pues también tiene propiedades laxantes.

Por último, te recomiendo que evites consumir salsas muy pesadas, comida muy picante, los fritos y platos muy condimentados y la bollería industrial.

Todos ellos, aumentan las posibilidades de padecer las molestias del reflujo.

En definitiva, como puedes comprobar la selección de alimentos recomendados para consumir si padeces reflujo es mucho más extensa de lo que en un primer momento pudiera parecer.

Recuerda que está en juego tu salud, pues a las molestias constantes que vienen aparejadas con padecer acidez de manera habitual, se pueden sumar otras patologías de mayor gravedad si el reflujo se sufre de manera constante.

De tal manera, controlar este problema se torna de vital importancia para gozar de una buena calidad de vida.

Gracias al listado de alimentos de todo tipo que te he facilitado podrás alimentarte de manera sana y equilibrada sin miedo a sufrir reflujo.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.