¿Qué Queso Puedo Comer si Tengo Reflujo?

¿Qué Queso Puedo Comer si Tengo Reflujo? En este artículo te voy a mostrar qué tipo de queso puedes consumir si tienes reflujo gástrico. 

El queso es, sin lugar a dudas, uno de los alimentos que más controversia crea en todas las personas que padecen de reflujo gástrico.

Y es que, en líneas generales, todos los productos lácteos son beneficiosos para la salud debido a la alta cantidad de calcio y muchos otros minerales que poseen.

Sin embargo es cierto que su consumo puede no ser recomendable en determinados casos.

El principal problema que presenta el queso es, al igual que sucede en todos los derivados de la leche, su alto contenido en grasas.

Y, a estas alturas, probablemente no hará falta que te diga que las grasas son las sustancias más perjudiciales que existen para el reflujo ácido debido a que tu estómago necesita hacer grandes esfuerzos para digerirlas.

¿En qué se traducen estos esfuerzos?

Pues, evidentemente, en una mayor segregación de ácidos gástricos, los cuales pueden debilitar el esfínter esofágico hasta conseguir que se relaje por completo y poder así llegar a irritar las paredes del esófago.

Si esto ocurre, le daría lugar a la clásica sensación de ardor y quemazón asociada frecuentemente a la ERGE.

Pero, ¿cómo disfrutar de todos los beneficios que aporta el queso sin empeorar de tu problema de reflujo?

La respuesta es mucho más sencilla de lo que puedas imaginar.

Y es que basta con decantarte por aquellos tipos desnatados y descremados con menor cantidad de sustancias grasas.

De hecho, debo recalcar, en este sentido, que a pesar de no contener grasas, mantienen intactas todas sus propiedades.

El queso para untar desnatado, el requesón, también conocido como ricota y el queso petit, debido a sus ínfimas cantidades de grasas, pueden formar parte de tu dieta sin ningún problema ya que no empeorarán tu problema de reflujo ácido.

Asimismo, pequeñas cantidades de mozzarella, queso de bola y queso fresco también, aunque debes ser mucho más cuidadoso con su consumo.

En cualquier caso, el queso curado, el roquefort o de tetilla deben ser suprimidos de tu dieta por completo debido a que, aproximadamente, poseen más de un 30% de materia grasa.

En definitiva, el queso descremado o desnatado, si lo deseas, puede tener su hueco dentro de una dieta saludable que te aporte todos los elementos que tu cuerpo necesita y que resulte eficaz para combatir el reflujo gástrico.

Sin embargo, debido a las altas concentraciones de grasas que poseen los demás, al igual que ocurre, por norma general, con todos los productos lácteos, hace que no sean recomendables para ti.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.