¿Qué Tipo de Menú Para Reflujo Gastroesofágico Puedo Seguir?

¿Qué Tipo de Menú Para Reflujo Gastroesofágico Puedo Seguir?En este artículo te voy a mostrar un menú basado en alimentos de origen vegetal que puedes seguir para tratar el reflujo gastroesofágico. 

Está demostrado que aquellas personas que siguen una dieta rica en alimentos de origen vegetal disfrutan de un mayor bienestar que quienes abusan de las carnes y sus derivados.

Y es que, por norma general, los alimentos libres de grasas se digieren mucho más rápido en el organismo y por esta razón el riesgo de sufrir episodios de reflujo gastroesofágico es mucho menor.

Muchas personas creen que es imposible llevar una dieta equilibrada que se fundamente en el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales y, en definitiva, todo tipo de alimentos de origen vegetal y deje de lado la carne.

Si bien es cierto que determinados productos de origen animal como la carne magra o el queso descremado pueden hacerte mucho bien, quiero demostrarte que, en estos momentos, es perfectamente posible elaborar un menú diario basado en vegetales que te aporte todos los nutrientes que necesita tu organismo para funcionar.

Empieza el día con un desayuno que se base en un tazón de avena acompañado de leche vegetal y si lo deseas lo puedes endulzar con una cucharadita de miel.

En este sentido debo hacerte hincapié en que evites el azúcar, ya que su digestión es muy larga y contiene sustancias nocivas y una ingente cantidad de calorías.

Asimismo, si lo que deseas es desayunar con una infusión, puedes sustituir la leche con avena por una taza de infusión de manzanilla o de té verde acompañada de una tostada de pan integral con queso vegetal.

Puesto que, si eres una persona madrugadora, llegar a la hora del almuerzo sin comer nada te resultará una odisea, mi recomendación es que, en el momento en que el apetito te apremie, tomes un plátano o una manzana para combatirlo.

De esta forma, darás a tu estómago sensación de saciedad y obtendrás fantásticos nutrientes.

Una vez llegue la hora del almuerzo empieza a preparar una deliciosa ensalada de espinaca, lechuga y zanahoria.

Además, para dar mayor consistencia a la comida, un plato de arroz integral es la decisión más acertada.

Por un lado, te proporcionará una buena ración de hidratos de carbono y energía y, por otro, grandes cantidades de fibra que harán que tu digestión sea más llevadera.

De postre, fruta fresca.

En este sentido es importante aclarar que las mejores frutas que ayudan a luchar contra el reflujo gastroesofágico son la manzana, la papaya, el plátano, la pera, el durazno y las fresas, pero de ninguna manera elijas frutas cítricas.

Su consumo, debido a su alta concentración en ácido cítrico, provoca un aumento de ácidos presentes en el estómago durante la digestión generando la aparición del reflujo.

La merienda ha de servirte como un aperitivo respecto a la cena, nunca como una comida principal.

Por ello, te bastará con tomar una infusión y una rebanada de pan integral con queso vegetal.

Finalmente, una cena compuesta por una sopa de verduras, una tortilla de papas y un par de piezas de fruta fresca es más que suficiente para saciarte e irte a la cama sintiéndote ligero y lleno de vitalidad.

En definitiva, este menú que te propongo, a pesar de ser solo un ejemplo, está basado en alimentos de origen vegetal.

Además te proporciona todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para llevar a cabo todas y cada una de sus funciones sin necesidad de recurrir a productos de origen animal.

Por ello, si quieres mejorar tu salud, incrementa en tu dieta los cereales, las frutas y las verduras.

Los síntomas del reflujo irán desapareciendo y tu cuerpo te lo agradecerá.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.