Qué Tratamientos Para el Reflujo Gástrico Ayudan a Aliviarlo

Qué Tratamientos Para el Reflujo Gástrico Ayudan a AliviarloEn este artículo te hablaré de los tratamientos para el reflujo gástrico que ayudan a aliviarlo.

El reflujo gástrico es un malestar digestivo que la mayoría de la población experimenta al menos una vez en su vida.

Se calcula que alrededor de un 10% padecen el reflujo de manera habitual, sobre todo personas mayores y mujeres embarazadas.

Afortunadamente, existe una serie de remedios caseros que se pueden poner en práctica con la finalidad de aliviar la sensación de quemazón, principal síntoma del reflujo.

En concreto, te hablaré del vinagre de manzana y el bicarbonato sódico.

El vinagre de manzana o vinagre de sidra está elaborado a partir de manzanas pulverizadas.

Entre sus componentes principales se encuentran minerales, vitaminas, enzimas y bacterias que contribuyen a mejorar el proceso digestivo.

Este vinagre de manzana es muy eficaz a la hora de regular el PH del estómago, de manera que condiciona la secreción de ácidos y disminuye el reflujo de manera considerable.

Esto se produce gracias a que el ácido acético que contiene el vinagre neutraliza el exceso de ácido clorhídrico que segrega el estómago.

En lo relativo a su consumo, te recomiendo que tomes el vinagre de manzana después de cada comida.

La forma de ingerirlo es muy sencilla, sobra con verter dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua y remover hasta que la mezcla sea homogénea.

Para mejorar el sabor de esta bebida te recomiendo que añadas un poco de miel.

En tan solo una semana de tratamiento comenzarás a notar la mejoría.

Uno de los síntomas más característicos del reflujo gástrico es la sensación de quemazón que recorre todo el esófago desde la boca del estómago hasta la propia garganta.

Sin duda, uno de los remedios tradicionales más utilizados para calmar estos síntomas es el bicarbonato sódico.

Se trata de un característico polvo blanco más fino y suave que el azúcar.

El bicarbonato sódico tiene multitud de usos domésticos (alivio de picaduras, pasta de dientes, cuidado de la piel, etc.), pero por encima de todos ellos prevalece su funcionalidad a la hora de calmar el reflujo.

De hecho, existen datos fehacientes que demuestran el uso del bicarbonato en tiempos del antiguo Egipto.

La disolución del bicarbonato sódico en agua tiene como resultado una mezcla de naturaleza alcalina muy eficaz a la hora de neutralizar el efecto de los ácidos, incluidos los estomacales.

De tal manera, ante un episodio de reflujo gástrico uno de los métodos más eficaces para calmar los síntomas es el bicarbonato sódico.

La forma de utilizarlo es muy sencilla. Tan solo hay que mezclar un par de cucharillas de bicarbonato en un vaso de agua y remover la mezcla hasta que quede completamente disuelta.

Aunque una sola dosis de esta disolución no es dañina para el organismo, no es recomendable que se abuse de ella.

Como mucho te recomiendo que tomes bicarbonato dos veces al día.

Y es que el consumo en grandes cantidades de bicarbonato sódico puede acarrear efectos muy negativos en el organismo.

Estos consejos que acabo de brindarte te serán útiles a la hora de calmar los síntomas del reflujo gástrico.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.