Remedio Casero Para el Reflujo Nocturno

Remedio Casero Para el Reflujo NocturnoEn este artículo te voy a brindar algunos consejos y remedios caseros para reducir el reflujo nocturno. 

Todos los que padecen reflujo saben que esta enfermedad puede aparecer en cualquier momento del día, aunque hay situaciones en las que es más probable que lo haga.

Este es el caso de aquellos que padecen reflujo nocturno, una patología que afecta especialmente durante las horas que deben dedicarse al sueño y al descanso.

Así, el reflujo nocturno puede dificultar enormemente la vida de aquellos que lo padecen.

Por lo que te alegrará saber que existen trucos completamente naturales que pueden devolverte las horas de sueño que necesitas y te mereces.

Toma nota de los siguientes consejos y remedios caseros si quieres que el reflujo nocturno deje de quitarte el sueño.

El primer consejo puede parecer un poco obvio pero no son pocos los casos en los que se ignora y se presenta como la causa principal del reflujo nocturno.

La última comida del día debe realizarse entre dos y tres horas antes de irse a dormir, ya que lo contrario supone un aumento bastante significativo de las probabilidades de padecer reflujo.

La causa es sencilla, y es que durante el tiempo que el cuerpo tarda en digerir los alimentos hay una mayor presencia de sustancias ácidas en el estómago.

Si te tumbas para dormir mientras el proceso de digestión está activo, harás que los ácidos escapen hacia tu esófago con mayor facilidad, lo que te hará sentir las normales incomodidades asociadas a tu enfermedad.

Por ello, procura no ingerir alimento alguno antes de irte a dormir si quieres que tus noches dejen de estar dominadas por la incomodidad que acompaña a los episodios de reflujo.

Ahora bien, también puedes seguir unas sencillas indicaciones para prevenir que el ácido presente en tu estómago escape en dirección al esófago.

Para ello es conveniente adoptar una postura concreta al dormir que impida los escapes que provocan tus molestias.

El mejor consejo que puedo darte es que duermas boca arriba con el torso ligeramente flexionado.

El ángulo ideal para hacerlo será de unos 20 grados, situación que puedes alcanzar añadiendo algunas almohadas a la zona inferior de tu espalda.

Siguiendo este sencillo consejo conseguirás una situación corporal que evite que el ácido digestivo pase fácilmente a tu esófago, lo que hará que puedas descansar de una forma más efectiva y segura sin tener que preocuparte por las molestias que causa el reflujo nocturno.

Tampoco son pocos los casos en los que el reflujo nocturno se origina por estados mentales en los que la ansiedad o el estrés son protagonistas.

Las alteraciones psíquicas y el nerviosismo son malos compañeros de descanso, ya que pueden alterar procesos fisiológicos como, por ejemplo, la digestión.

Así, si padeces estrés o estás pasando por un momento en el que la ansiedad y los nervios dominan tu vida, puede que estos estados mentales expliquen tus episodios de reflujo nocturno.

Hay diversas formas de combatir estos procesos, aunque una de las más efectivas es practicar deporte horas antes de irte a dormir.

Una sesión de ejercicios intensa hará que tu cuerpo encuentre el nivel de relajación que se necesita para descansar de una forma efectiva.

Por lo tanto disfrutar del deporte puede convertirse en el mejor remedio para decirle adiós al reflujo nocturno.

Existen alimentos que nunca deben ser consumidos durante las horas previas al descanso nocturno si no quieres que el reflujo domine tu rato de descanso.

Carnes grasas, comida basura, alimentos ricos en azúcares industriales, refrescos con gas, alcohol o aperitivos de cualquier tipo deben ser dejados de lado.

Esto se debe a que necesitan unos procesos digestivos demasiado prolongados para ser absorbidos de forma completa.

Así, el consumo de este tipo de alimento puede hacer que el reflujo nocturno aparezca con total seguridad, por lo que deberías vigilar de cerca lo que comes si es que quieres disfrutar del merecido descanso.

Ahora bien, igual que hay alimentos que deben ser desterrados de tus cenas, también hay otros que son ideales para mantener una dieta equilibrada que no interrumpa tu descanso debido a una digestión pesada que conduzca a un episodio de reflujo.

Una forma de preparar cenas ligeras que te ayuden a descansar mejor es incluyendo en ellas verduras fáciles de digerir y que, además, reduzcan el nivel de ácidos presentes en tu estómago.

La lechuga, las espinacas, el apio o el brócoli son excelentes alimentos para ser incluidos en la cena sin riesgo a padecer posteriormente problemas de reflujo nocturno.

Estas verduras contienen sustancias que te ayudarán a mejorar tu nivel de salud y que absorberán gran parte de los ácidos digestivos que pueden causarte problemas.

Con las frutas sucede algo similar, aunque hay que saber cuáles son los mejores tipos para que se conviertan en un remedio casero y efectivo contra el reflujo nocturno.

Mi consejo es tomar manzanas, peras o fresas durante la noche, ya que son las mejores variedades de frutas para prevenir el reflujo.

Muchas infusiones pueden ser también de gran ayuda a la hora de prevenir la sintomatología del reflujo nocturno.

Además, hay algunas que combinan propiedades digestivas con un potente efecto relajante, por lo que su consumo te ayudará a dormir plácidamente y a descansar de mejor modo.

Una infusión que no debe faltar nunca en tu despensa es la de manzanilla, ya que es una de las más efectivas para detener el progreso de la patología que te está restando calidad de vida.

Las flores de la manzanilla infusionadas calmarán tus dolores estomacales, protegerán las mucosas de tu estómago y de tu esófago y relajarán por completo tu sistema digestivo.

Por lo que no deberías tener ninguna duda a la hora de consumirla antes de irte a dormir.

Lo mismo sucede con la tila, una infusión que puede convertirse en el remedio casero perfecto para reducir el reflujo nocturno.

Una última infusión que quiero recomendarte: té de jengibre.

Esta bebida es excelente para disfrutar de un momento de relajación y para calmar la irritación de tu esófago.

Por lo tanto puedes tomarla antes de irte a dormir para eliminar las molestias causadas por los ácidos estomacales.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.