Remedios Caseros Para el Reflujo Gástrico. Cura tu Acidez de Forma Natural

Remedios Caseros Para el Reflujo Gástrico. Cura tu Acidez de Forma Natural2En este artículo te voy a mostrar los mejores remedios caseros para tratar el reflujo gástrico y curar la acidez de forma natural. 

No creo que quieras que la acidez se convierta en un problema tan serio que llegue a dominar por entero tu vida.

Si alguna vez has sufrido de reflujo gástrico sabrás a la perfección que los síntomas de esta enfermedad son incompatibles con una buena calidad de vida, así que más te vale encontrar pronto remedios que sean efectivos para mitigar esta afección.

Pero no temas, no tendrás que buscar medicamentos con efectos secundarios ni nada parecido, ya que conozco una buena cantidad de remedios caseros que pueden ayudarte para que tu estado de salud sea el mejor olvidándote de la acidez y el reflujo de una vez por todas.

Algunos detalles sobre tu enfermedad

Por supuesto, no querría comenzar esta serie de consejos sin despejar algunas de las dudas que puedas tener sobre el reflujo gástrico.

Lo primero de todo es que debes tener claro que este problema es una enfermedad y no algo puntual.

Es decir, no es que el reflujo gástrico sea algo pasajero como un dolor de cabeza, ya que una vez que has empezado a manifestar sus síntomas esto solo podrá ir a más complicando bastante tu existencia.

No olvides que el reflujo se produce por la presencia de ácidos en lugares como el esófago, zonas que no están preparadas en absoluto para resistir su presencia.

Por lo tanto, más te vale tener presente que se trata de un problema grave.

Es más, si no le pones remedio solo conseguirás que otras enfermedades más graves terminen por desarrollarse.

Por ejemplo, las úlceras e incluso el cáncer de esófago pueden terminar siendo consecuencia de los ataques de reflujo que a veces sientes.

Creo que te he dejado bastante clara la importancia que tiene esta disfunción gástrica, por lo que considero que ha llegado el momento de presentarte esos remedios que tienen la clave para que puedas curarte de forma natural.

Jugo de patata para calmar a tu estómago

Por si no lo sabías, la patata es uno de los alimentos alcalinos por excelencia de todos los que la naturaleza te ofrece.

Eso sí, normalmente no se consume de forma adecuada para sacar todo su provecho, por lo que sus beneficios para la salud del estómago quedan bastante minimizados.

Por ejemplo, debes evitar a toda costa freír las patatas o cocinarlas demasiado.

Basta con una leve cocción para que sean tan saludables como deliciosas sin que aporten grasas o cualquier otro compuesto perjudicial a tu dieta.

Ahora bien, la realidad de las patatas es que pueden curar la acidez estomacal si se beben en vez de comerse.

Es bastante posible que nunca hayas oído hablar del jugo de patata, por lo que quiero presentártelo aquí de forma detenida.

Prepararlo es sencillo.

Solo tienes que triturar las patatas y separar posteriormente toda su parte carnosa del agua que irán soltando.

Aísla el líquido y mantenlo refrigerado para que no pierda sus propiedades.

Cada vez que quieras usarlo, nunca más de una vez por día, solo tienes que mezclar una cucharada de este jugo de patata con un vaso de agua y obtendrás una bebida de lo más saludable.

El principal beneficio de este remedio casero es que contiene unos valores de acidez muy alcalinos que son excelentes para rebajar la sensación de acidez de tu cuerpo.

Al llegar a tu estómago, el jugo de patata reducirá la incidencia de los ácidos estomacales consiguiendo que estos recuperen valores normales dejando de ser un problema para ti.

Sin embargo, el jugo de patatas contiene otra serie de propiedades que también te interesan.

Por ejemplo, se trata de una bebida rica en minerales y vitaminas que tu organismo necesita para sentirse mejor, todo para que puedas curar tu enfermedad disfrutando de unos niveles de salud general óptimos.

Una infusión de jengibre para librarte de tus problemas de reflujo

Es complicado encontrar una enfermedad para que la que el jengibre no tenga la solución.

El caso del reflujo gástrico no es ninguna excepción, y es que esta planta puede ayudarte considerablemente para que consigas que tu cuerpo regule los niveles de pH de tu estómago.

El jengibre contiene un poder alcalinizante que no debes perder de vista.

Es decir, al llegar a tu estómago, este producto puede neutralizar los ácidos desactivándolos e impidiendo que te provoquen los dolores e incomodidades propios de tu enfermedad.

Por otro lado, el jengibre es rico en sustancias antioxidantes.

Estas te servirán para reparar los tejidos dañados en tu estómago y tu esófago.

El resultado es que conseguirás evitar que la acidez termine degenerando en dolorosas úlceras, así que no pierdas la oportunidad de darle a tu cuerpo ese extra de salud que está demandando para recuperarse de los estragos de la acidez.

Ahora bien, ¿cómo se pueden aprovechar las virtudes del jengibre?

La mejor posibilidad que tienes es la de preparar una infusión de jengibre cargada de saludables propiedades.

Para ello te aconsejo tener siempre a mano un poco de jengibre fresco.

Corta unas rodajas y sumérgelas en agua hirviendo dejando que infusionen durante cinco o diez minutos.

Toma inmediatamente esta infusión y notarás que la acidez de tu cuerpo comienza a retroceder para que vuelvas a disfrutar de un día a día libre de problemas digestivos.

Jugo de manzana y zanahoria para la acidez

Una de las cosas que me propongo con los remedios que te estoy recomendado es conseguir que sean tan saludables como deliciosos para que puedas encajarlos en tu día a día sin el menor esfuerzo.

En este sentido, el jugo de zanahoria y manzana puede que sea uno de los más destacados, y es que no te costará nada dedicar un rato de cada día a disfrutar de una bebida que resulta tan saludable como deliciosa.

Voy a explicarte lo que hace que estos dos alimentos sean adecuados para tu caso.

Para empezar, la manzana resulta tremendamente útil en los problemas de reflujo, ya que contiene un tipo de fibra que tienes que tener muy presente en tu dieta.

Se trata de la pectina, un compuesto que al llegar al estómago se convertirá en una película protectora que impedirá que los ácidos puedan dañar tal y como lo están haciendo zonas como la mucosa gástrica o las paredes de tu esófago.

Además, la manzana contiene vitaminas y minerales de alto valor, por lo que en ella todo es recomendable para tratar los problemas de acidez que te están dañando.

Por su parte, la zanahoria es un buen acompañante para la manzana.

Este alimento ofrece altas concentraciones de sustancias antioxidantes que regenerarán las paredes de tu estómago y otras zonas que se han visto dañadas por la acidez.

Además, la zanahoria contiene también una buena cantidad de fibra y es un excelente tónico para las funciones digestivas de tu organismo, por lo que tienes que tenerla muy presente en tu dieta.

Con todo, mezclar ambos productos para preparar este remedio casero es lo mejor que puedes hacer para beneficiarte de unas condiciones que te resultarán tremendamente interesantes.

Para ello te aconsejo que introduzcas en tu batidora una manzana picada, una zanahoria grande y agua a tu gusto para conseguir la textura que prefieras.

Intenta consumir este jugo todos los días y no tardarás demasiado tiempo en sentirte mucho mejor de los problemas que estás teniendo con la acidez.

Infusión de anís para calmar los problemas de acidez

Como sucede en otras muchas ocasiones, las plantas medicinales suelen tener la solución a algunos de los problemas de salud que estás padeciendo, así que no te pierdas la siguiente infusión si quieres librarte rápidamente de este problema.

La infusión de anís es excelente se mire por donde se mire.

Para empezar, se trata de una especia con un sabor tan agradable que es imposible que no disfrutes de su ingesta en todo momento.

Remedios Caseros Para el Reflujo Gástrico. Cura tu Acidez de Forma Natural3A ello tienes que sumarle las propiedades medicinales del producto.

El anís contiene en su interior distintas sustancias que reducirán la inflamación interna de tu estómago, neutralizarán los ácidos estomacales y, además, conseguirán que los dolores que tu enfermedad provoca sean mucho menores.

En definitiva, el anís es ideal para que lo incluyas en tu día a día consiguiendo que tu cuerpo se libre de esos problemas estomacales que no te dejan disfrutar de una correcta alimentación.

Ahora bien, debes tener algo de cuidado con el anís.

Algunas personas son alérgicas a determinados compuestos de esta planta e incluso pueden llegar a sentir dolencias gástricas por su consumo, por lo que te invito a que pruebes la infusión y compruebes cuáles son sus efectos en tu organismo antes de preparar un tratamiento a base de anís.

Con todo, preparar la bebida es de lo más sencillo.

Lo único que tienes que hacer es poner una taza de agua a hervir.

Cuando comience la ebullición, añade unos 6 gramos de anís estrellado y deja que todo hierva como mucho durante 5 minutos.

Pasado este tiempo obtendrás esa bebida que tanto bien te hará y que tu cuerpo necesita para volver a sentirse libre de los dolores que la acidez te causa.

Come papaya todos los días

Es fundamental en cualquier tratamiento que quiera mejorar la salud digestiva y solucionar problemas tan específicos como la acidez o el reflujo gástrico.

La papaya esconde en su interior una sustancia conocida como papaína.

Esta es la que tiene la virtud de mejorar notablemente tu salud gástrica, por lo que no puedes renunciar de forma alguna a disfrutar de esta fruta tropical siempre que puedas.

Para obtener los mejores niveles de papaína en la fruta debes consumirla cuando esta esté poco madura, ya que la sustancia va desapareciendo progresivamente durante el proceso de maduración.

Remedios Caseros Para el Reflujo Gástrico. Cura tu Acidez de Forma Natural4Mi consejo es que consumas un trozo de papaya fresca todos los días.

También puedes preparar jugos con la fruta para obtener mejores resultados.

Depende de ti, ya que en ambos casos conseguirás que la papaína llegue a tu estómago para liberar todas sus propiedades.

Ahora bien, no te he dicho todavía cuáles son esas propiedades.

Para empezar, la papaína reducirá la inflamación de las paredes de tu estómago, uno de los motivos que hacen que los ácidos escapen en dirección al esófago provocando la irritación y los dolores que sientes.

Además de ello, la papaína reduce la sensación de dolor y neutraliza en buena medida los ácidos estomacales, por lo que no hay más que ventajas a la hora de consumir esta fruta.

Aloe vera para evitar la acidez

Usado en una gran cantidad de medicamentos y remedios naturales, el aloe vera es una planta que no deja de arrojar nuevas propiedades que no dejan de sorprender incluso a los expertos en medicina natural.

Una de las últimas en ser descubierta es la capacidad que tiene para proteger tu estómago de las agresiones de los ácidos que te están provocando esos dolores e incomodidades que sueles sentir a menudo.

Voy a explicarte mejor lo que la sábila hará por ti.

La pulpa interior de la planta, siempre que se prepare de forma correcta, llegará al estómago recubriendo las paredes del mismo creando una fina película que impedirá que los ácidos puedan dañarte.

Su acción no se limita al estómago, ya que las sustancias del aloe vera se distribuirán también por tu esófago consiguiendo que dejes de sentir los dolores que en muchas ocasiones te impiden disfrutar de tu día a día.

Teniendo todo esto en cuenta, la verdad es que deberías tener en consideración el consumo de aloe vera para mejorar las funciones de tu cuerpo.

Para aprovecharte de las propiedades de la planta solo tienes que tomar una hoja, retirar la cubierta fibrosa de la superficie y extraer con una cuchara la pulpa gelatinosa que esconden las hojas.

Añade esta sustancia a tu batidora e incorpora un vaso de agua.

El resultado será un jugo de sábila capaz de combatir los peores síntomas del reflujo ofreciéndote todo lo que necesitas para que vuelvas a disfrutar de una vida libre de dolores relacionados con tu digestión.

La idea es que tomes media taza de jugo de aloe vera antes de las comidas principales del día.

Así prepararás a tu estómago para la digestión y te olvidarás de las molestias causadas por la acidez y el reflujo.

Otras infusiones para calmar la acidez

Té de regaliz

Si padeces de hipertensión no te recomiendo este té, pero si no es tu caso, el té de regaliz te va a ayudar mucho en tu situación con el reflujo gástrico.

La raíz de regaliz se encarga de regular los niveles de ácido estomacal y previene que este suba hacia el esófago.

Preparar té de regaliz es muy sencillo, basta con conseguir raíz de regaliz seca en una herboristería o tienda de dietética.

En una taza de agua hirviendo, introduce un pedazo de raíz y déjalo reposar 15 minutos.

Consume caliente y disfruta de un té muy sabroso que no necesita endulzantes.

Infusión de valeriana

Muchas veces el reflujo gástrico tiene origen nervioso.

Incluso un episodio de reflujo puede verse empeorado si te dejas llevar por la ansiedad.

Para estos casos te propongo tomar infusión de valeriana.

La valeriana es una hierba con potentes propiedades calmantes, que sirve tanto para los nervios y la ansiedad como para relajar la musculatura del estómago y el esófago.

Te recomiendo que consigas bolsitas de té de valeriana en una tienda de alimentación, que vienen ya con la dosis adecuada, y que no tomes más de 2 al día.

No debes abusar de esta bebida y si tienes dudas o estás embarazada, reemplázala por otra infusión.

Infusión de salvia

La salvia es una planta que te puede ayudar de doble manera en tu problema con el reflujo gástrico y la acidez.

Por una parte, la salvia tiene propiedades antisépticas, que ayudan a eliminar las bacterias que se alojan en el esófago, evitando que las lesiones causadas por el reflujo se infecten.

Por otra parte, la salvia tiene propiedades digestivas, que te ayudarán a tener digestiones ligeras y agradables.

Debes tomar un té de salvia después de las comidas para notar sus resultados y para regular los niveles de ácido estomacal.

Infusión de hinojo

El hinojo es perfecto para tomar antes de las comidas fuertes del día, gracias a sus propiedades digestivas.

Al tomar una infusión de hinojo notarás cómo tu estómago se relaja y cómo tus digestiones son más rápidas y ligeras.

Cuando lleves varios días tomando esta infusión, verás cómo el dolor estomacal producido por el exceso de ácido remite.

Además, su delicioso sabor hace de la infusión de hinojo una bebida muy agradable de tomar.

Infusión de manzanilla

Si hay un remedio natural que se ha utilizado durante milenios para tratar las dolencias digestivas, ese es sin duda el té de manzanilla.

La manzanilla es una planta con pequeñas flores blancas.

Estas flores son las que contienen las propiedades beneficiosas que estás buscando.

Es una infusión que sienta muy bien, por lo que puedes tomarla de 3 a 4 veces al día sin preocuparte.

La infusión de manzanilla actúa como un protector de las mucosas, ayudando a tu estómago a estar en buen estado y a mantener el ácido estomacal a raya.

Además, cuando consumes infusión de manzanilla, tus digestiones son más agradables.

Y si le agregas una estrella de anís, conseguirás que tenga un efecto antiinflamatorio, ya que disuelve los gases que son tan molestos a la hora de la digestión.

Infusión de té verde

Cuando has sufrido episodios de reflujo gástrico muy seguidos, tus mucosas se han visto dañadas y presentan lesiones que duelen incluso cuando duermes.

Para tratar este tipo de lesiones y conseguir que sanen antes, te recomiendo que tomes té verde.

El té verde es famoso por contener altas cantidades de antioxidantes, encargados de la regeneración celular y de luchar contra los radicales libres, que provocan el envejecimiento celular prematuro.

Tomar una o dos tazas de té verde al día hará que te sientas mejor.

Además, el té verde es perfecto para desintoxicar el organismo de manera natural y restablecer la salud del hígado

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura