Remedios Naturales y Caseros Para el Reflujo y el Esófago

Remedios Naturales y Caseros Para el Reflujo y el Esófago2En este artículo te voy a mostrar los mejores remedios naturales y caseros para el reflujo y el esófago.

El reflujo es un problema al que no se suele prestar toda la atención que se debería.

En muchos casos puede que hayas llegado a pensar que no es más que una mala digestión, cuando la realidad es que los casos de reflujo si se mantienen a lo largo del tiempo pueden llegar a ser realmente peligrosos en muchos sentidos.

Cuando se padece reflujo gástrico, uno de los conductos que más sufren sus síntomas y consecuencias es el esófago.

De hecho, si padeces reflujo de forma constante y no le pones freno a este trastorno digestivo, es posible que desemboque en diferentes enfermedades que afectan principalmente al esófago.

Sin ir más lejos, no tratar el reflujo es algo que puede desembocar en situaciones como las úlceras o el cáncer de esófago.

Por suerte para ti, hay remedios completamente naturales que pueden echarte una mano para que protejas tu esófago y evites la aparición del reflujo gástrico, por lo que aquí voy a mostrarte cuáles son los mejores.

¿Por qué se produce el reflujo?

Este tema es de máximo interés, ya que debes conocer cuáles son las causas de tu enfermedad para que puedas actuar del mejor modo combatiendo sus síntomas en profundidad.

Por lo general, el reflujo es la consecuencia de unos hábitos alimenticios poco adecuados.

Es decir, consumir alimentos que irriten el interior de tu estómago o que eleven los niveles de acidez es suficiente para que no tardes demasiado en comprobar que los problemas de reflujo que sientes van a más con rapidez.

Por supuesto, incluir en tu alimentación diaria alimentos ácidos es otro de los problemas que pueden esconderse detrás de esos intensos episodios de reflujo que a veces sientes y que no te dejan disfrutar de tu día a día.

Pese a ello, tienes que saber que existen otras causas para el reflujo que nada tienen que ver con los problemas de alimentación.

Situaciones mentales como la ansiedad o el estrés generalizado son también desencadenantes de ese ardor que acompaña a tus digestiones y que conoces como reflujo.

Los malos hábitos de vida también son un problema.

El sedentarismo, el tabaquismo o la ingesta de alcohol crean las condiciones adecuadas para que tu sistema digestivo no pueda comportarse con naturalidad desembocando en una serie de problemas que pueden ser tan graves como el reflujo.

Vigilando todos estos aspectos encontrarás la llave que abrirá la puerta de una vida libre de reflujo.

Con todo, ha llegado el momento de que comparta contigo esos remedios naturales que tanto te ayudarán a aliviar los problemas causados por el reflujo, así que no te pierdas todo lo que tengo que contarte al respecto.

Cereales para el reflujo

Puede que estés pensando que los cereales son un alimento y no un remedio natural.

Sin embargo, el mejor tratamiento que puedo recomendarte para que cures tu problema de reflujo se apoya en la ingesta de determinados alimentos, por lo que no deberías desaprovechar la oportunidad de disfrutar de las ventajas medicinales de algunos productos.

Entre ellos, los cereales integrales son de lo más destacados, ya que cuentan con características muy interesantes para decir adiós al reflujo de una vez por todas.

Los cereales integrales son fundamentales en la alimentación de cualquier persona.

Variedades como la avena o el trigo sarraceno aportan minerales, vitaminas y otros compuestos que van directamente a fortalecer zonas de tu organismo como, por ejemplo, el aparato digestivo.

No obstante, lo que verdaderamente tiene que interesarte de los cereales integrales es el aporte de fibra que le dan a tu cuerpo.

Este tipo de alimento es capaz de compactar el bolo alimenticio facilitando unas digestiones mucho más rápidas y eficientes que esquivarán el que tu cuerpo tenga que producir el exceso de ácidos que conduce directamente a los episodios de reflujo que sueles sentir.

Neutralizar los ácidos, algo que conseguirás con la fibra de la avena o el arroz integral, es de máxima importancia para ti.

Consiguiendo esto evitarás que estas sustancias ácidas asciendan por tu esófago produciendo el dolor característico del reflujo.

De esta forma, mi consejo es que tomes una o dos raciones diarias de cereales integrales.

Es especialmente importante que los introduzcas en el desayuno o el almuerzo, ya que se trata de alimentos pesados que no son aconsejables para consumir durante la noche.

Algunas frutas para tratar el reflujo

Los remedios naturales se esconden tras la forma de productos que tienes muy cerca de ti.

Si no lo crees solo tienes que pensar en las frutas, y es que son muchas las variedades que tienen los compuestos que necesitas para mejorar tu estado de salud.

La medicina natural hace mucho que demostró que existen frutas que están íntimamente relacionadas con la salud digestiva, por lo que se puede mejorar el funcionamiento de los órganos implicados en el procesamiento de los alimentos.

Es por ello que quiero que tengas muy presente las variedades de las que voy a hablarte como remedios naturales para curar el reflujo.

Comenzaré por el plátano.

¿Por qué? Pues porque en el interior de esta fruta se esconde uno de los antiácidos naturales de mayor eficacia, algo que te dará lo que necesitas para decirle adiós al reflujo de una vez por todas.

La sustancia en cuestión es el potasio.

Este mineral actúa en el interior de tu estómago convirtiendo los ácidos en sustancias inactivas que, por lo tanto, no saldrán de tu cavidad gástrica creando los problemas que te suelen dar.

Consume una pieza de plátano por la mañana temprano y no tardarás demasiado en comprobar cómo tu organismo mejora de sus problemas digestivos con tal rapidez y facilidad.

Pero no es el plátano la única fruta de la que tengo que hablarte.

La manzana bien merecería un lugar aparte al tratarse de una de las frutas que mejor actúan como remedio natural para el reflujo.

Al igual que sucede con el plátano, la manzana contiene en su interior una serie de minerales y vitaminas que están completamente relacionadas con el funcionamiento de tu aparato digestivo.

Es decir, consumir manzanas tonifica el funcionamiento de esta zona de tu cuerpo, por lo que te será de gran ayuda.

Sin embargo, lo que más me interesa compartir contigo de las manzanas es que son muy ricas en pectina.

Esta sustancia es un tipo de fibra muy especial, ya que en el interior de tu estómago se convierte en un elemento gelatinoso que recubre las paredes de tu estómago.

El resultado de ello es que los ácidos no podrán actuar sobre las maltrechas paredes de tu estómago, por lo que dejarás de sufrir las intensas molestias que sueles tener comenzando un periodo libre de la acidez y, por lo tanto, del reflujo.

Ya sabes, consume plátanos y manzanas siempre que puedas y no tardarás mucho en sentirte mejor de tus problemas de reflujo.

Plantas medicinales para el reflujo

Puede que esta sea una de las partes que más te van a interesar de la presente lista de consejos.

Las hierbas medicinales tienen mucho que decir en el tratamiento de diversas enfermedades, y es que la fitoterapia ha conseguido ya dar la solución a los problemas de salud que afectan a muchas personas.

En el caso del reflujo, las plantas pueden crear un perfecto tratamiento que actuará sobre los peores síntomas de tu enfermedad acabando rápidamente con ella.

Un buen ejemplo de todo ello lo tienes en la sábila.

Puede que esta planta sea más conocida por ser buena para la piel, pero la verdad es que también es excelente para tratar dolencias digestivas.

Se trata de una planta fantástica para evitar que el estómago se inflame y por lo tanto, segregue más ácido para protegerse durante la digestión.

Lo que tienes que hacer es preparar un jugo de aloe vera mezclando la pulpa carnosa del interior de las hojas de la planta con un poco de agua.

En el caso del jugo de aloe vera hay que ser cuidadoso, pues tiene efecto laxante.

Por lo tanto, lo ideal es tomar medio vaso de jugo justo antes de la comida y le darás a tu estómago una capa de protección que evitará que sientas el dolor y la incomodidad que el reflujo suele depararte.

La cúrcuma también es un recurso natural de alto valor en tu caso.

Se ha demostrado que el extracto de esta planta acaba con síntomas como la hinchazón estomacal o la excesiva acidez, por lo que al consumir cúrcuma conseguirás combatir dos de las causas más frecuentes de reflujo.

Para consumirla adecuadamente te aconsejo que añadas una pequeña cucharada en tus platos, ya que así darás sabor a tus comidas y, además, las llenarás de características naturales que te resultarán excelentes.

Remedios Naturales y Caseros Para el Reflujo y el Esófago3La manzanilla no puede faltar de ninguna forma en esta lista de plantas útiles para el reflujo.

Por supuesto, la forma de utilizar esta planta es preparando una infusión que se encuentra entre las más populares del mundo, todo para que disfrutes de unas propiedades que parecen estar diseñadas para que puedas decirle adiós al reflujo de una vez por todas.

La infusión de manzanilla esconde en su interior una serie de principios activos que comenzarán por relajar tu estómago.

Quitar la tensión de los músculos internos es vital para evitar espasmos y movimientos involuntarios que terminen con los ácidos llenando tu esófago y otras zonas en las que causarán daños.

También es importante que tengas en cuenta que la manzanilla actúa como analgésico.

Es decir, al consumirla lucharás eficazmente contra esos dolores que te están haciendo la vida imposible, por lo que el resultado será una mejor calidad de vida en todos los sentidos.

El caso de la raíz de regaliz es también muy destacado.

Esta raíz se puede encontrar en estado natural en la orilla de algunos ríos.

También se comercializa en forma de tabletas en herbolarios y tiendas especializadas y sirve para reducir al mínimo los efectos del reflujo gástrico y proteger al esófago de la molesta sensación de ardor.

Otro remedio natural que te recomiendo es el que se basa en una infusión de jengibre.

Esta planta, de la cual se aprovecha su raíz para preparar diferentes remedios ha sido utilizada desde hace siglos en la medicina tradicional de diferentes culturas.

La raíz de jengibre tiene la facultad de bloquear la segregación excesiva de ácidos gástricos y, además, tiene unas fantásticas facultades protectoras para el estómago y el esófago.

De hecho, el jengibre ha resultado ser hasta diez veces más efectivo que algunos medicamentos.

Los lácteos como remedios para el reflujo

Los derivados fermentados de la leche pueden convertirse en tus mejores aliados para librarte por fin del reflujo.

Por si no lo sabías, estos productos cuentan en su interior con grandes cantidades de bacterias saludables que son de máxima utilidad para conseguir que tu organismo se reequilibre obteniendo unas ventajas entre las que se incluyen mejores condiciones para digerir los alimentos.

Conocidos como probióticos, los alimentos como el kéfir o el yogur natural son excelentes para llenar tu estómago de salud, ya que con ellos podrás luchar contra algunos agentes bacterianos que pueden estar provocando los problemas de reflujo que estás teniendo actualmente.

Eso sí, si vas a tomar yogur o queso tienes que optar siempre por las variedades desnatadas para no introducir demasiada grasa en tu dieta, algo que te harán sentir mal y que no te dejará sentir el alivio que necesitas en tu estómago.

Mi consejo es que introduzcas una ración de lácteos fermentados y desnatados en tu dieta para conseguir unos excelentes resultados que te llevarán a disfrutar de una salud libre de reflujo de una vez por todas.

Otros remedios caseros que pueden ayudarte

Quiero terminar esta lista de consejos con otra serie de productos que tienes a tu alrededor y que pueden ser de gran ayuda para conseguir los mejores resultados en tu lucha contra el reflujo.

Por ejemplo, el vinagre de manzana puede serte de gran ayuda para tratar los problemas digestivos que el reflujo te está causando.

Este tipo de vinagre actúa como neutralizador de los ácidos, por lo que al llegar a tu estómago calmará la irritación y, por lo tanto, te hará sentir mucho mejor.

Te aconsejo que tomes una cucharada pequeña de vinagre de manzana mezclada en un vaso de agua cuando te levantes por la mañana para conseguir que tu cuerpo esté preparado para no dejar que el reflujo aparezca.

Remedios Naturales y Caseros Para el Reflujo y el Esófago4Las leches vegetales son otro ejemplo de remedios naturales para el reflujo.

La leche de almendras es muy buena para el organismo en general y en particular para tratar el reflujo porque es una de las leches más nutritivas al contener magnesio, hierro, calcio y vitamina E.

Por último, tu estilo de vida es fundamental para que le digas adiós al reflujo de una vez por todas.

No lo olvides, debes empezar a practicar ejercicio de forma moderada y a cuidar tu dieta introduciendo en ella verduras y legumbres que llenen tus platos de excelentes cualidades.

De igual forma, procura olvidarte de los alimentos procesados o de aquellos que sean demasiado ácidos.

En muchos casos, evitar estos productos es el mejor remedio que tienes a tu alcance para que el reflujo deje de ser un problema.

Como has podido comprobar, son muchos los remedios naturales que existen para proteger el esófago y tratar el reflujo gástrico.

Pero recuerda que el mejor remedio es comer de forma sana y equilibrada para evitar que el reflujo haga acto de presencia y afecte a tu salud y a tu digestión.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.