Remedios Naturales Para el Reflujo Laringofaríngeo

Remedios Naturales Para el Reflujo LaringofaríngeoEn este artículo te voy a mostrar los mejores remedios naturales para calmar el reflujo laringofaríngeo.

Los remedios naturales y tradicionales no deben ser pasados por alto a la hora de luchar contra el reflujo laringofaríngeo.

Estos remedios pueden ser incluso más efectivos que los medicamentos químicos para prevenir la aparición de esta enfermedad y para tratar sus síntomas.

Aquí voy a darte a conocer algunos de los mejores remedios naturales, sencillos consejos que harán que puedas disfrutar de una salud digestiva óptima para que recuperes la calidad de vida que el reflujo puede estar quitándote.

El primer remedio que voy a aconsejarte es sencillo y lo podrás realizar en cualquier momento, por lo que puede servirte para aliviar los síntomas del reflujo rápidamente incluso cuando no estés en casa.

Se trata de masticar algunas almendras crudas, ya que este fruto posee excelentes propiedades para luchar contra tu enfermedad.

El mayor beneficio de comer algunas almendras crudas es que equilibrarás el pH de tu estómago haciendo que sea un poco más alcalino.

Esto evitará que los ácidos estomacales puedan escapar hacia tu esófago o tu laringe.

La suavidad del aloe vera y las propiedades cicatrizantes y antioxidantes de esta planta la convierten en un remedio perfecto para luchar contra el reflujo.

Preparar una bebida de aloe vera es la mejor forma de beneficiarte de este producto si quieres olvidarte de una vez por todas del reflujo.

Para ello debes tomar la parte carnosa que esconde el interior de las hojas del aloe vera, añadir un poco de agua y triturarlas hasta obtener una bebida suave y deliciosa.

Procura tomarla al menos una vez al día, aunque si tus episodios de reflujo son muy frecuentes puedes hacerlo antes de cada comida para proteger las paredes de tu estómago.

El reflujo puede dañar seriamente tu esófago y tu laringe provocando intensos dolores en estas zonas de tu cuerpo.

Así, encontrar un remedio natural que haga que estas zonas puedan recuperarse de los estragos causados por las sustancias ácidas es esencial.

Para ello te recomiendo consumir con cierta frecuencia té de jengibre, una bebida que puedes preparar rápida y fácilmente y que calmará los dolores de tu garganta y de todo tu tracto digestivo.

Elige trozos de jengibre frescos para obtener todas las sustancias presentes en esta raíz de una forma realmente efectiva.

Preparar el té de jengibre es muy sencillo, ya que solamente tendrás que hervir esta raíz en agua durante diez minutos para disfrutar de una bebida que se convertirá en un remedio perfecto para tus problemas de salud.

Algo muy sencillo y que hará que te sientas mejor es comer una manzana después de cada comida.

Elige las variedades de esta fruta que posean un sabor más dulce, ya que son las que contienen mejores propiedades para hacerte olvidar del reflujo.

Comer una manzana después de tomar alimentos pesados hará que las digestiones sean mucho más sencillas.

Además, este alimento puede convertirse en un remedio ideal para alcalinizar tu estómago y para evitar que exista un exceso de sustancias ácidas, por lo que evitarás una de las causas más comunes del reflujo.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.