¿Son Malos Los Embutidos Para el Reflujo?

¿Son Malos Los Embutidos Para el Reflujo?En este artículo te voy a hablar de los embutidos y te diré si son malos para calmar el reflujo gástrico.

Que los embutidos son perjudiciales si padeces de reflujo gástrico es algo que posiblemente sepas por experiencia propia.

No obstante, aquí quiero que conozcas cuáles son las razones que hacen que estos alimentos sean tan perjudiciales para ti.

También te daré algunas alternativas igual de deliciosas, por lo que toma buena nota y no pierdas detalle de los siguientes consejos.

Los embutidos forman parte de los alimentos con mayor nivel de grasas, ya que en su producción se emplean partes de los animales que no suelen digerirse con facilidad.

El alto contenido graso es todo un problema para tu debilitado sistema digestivo, ya que el procesamiento de las sustancias grasas es complicado.

Un consumo habitual de las grasas que contienen los embutidos hará empeorar los síntomas de tu enfermedad, ya que tu estómago necesitará una mayor cantidad de sustancias ácidas para digerir estos alimentos.

Así, dejarlos de lado es la mejor forma de evitar sus perjuicios.

Pero los embutidos contienen más inconvenientes para ti.

Si padeces reflujo de forma constante sabrás que la irritación de las mucosas protectoras del estómago es un serio problema que puede derivar en úlceras y otras afecciones más graves.

Los embutidos contienen una serie de especias y sustancias muy intensas que son las encargadas de darles sabor.

Estos mismos productos son capaces de irritar tanto tu estómago como la cara interna de tu esófago, zonas que ya se ven atacadas por los ácidos durante los episodios de reflujo.

Este es otro de los motivos que hacen desaconsejable el consumo de embutidos, ya que los dolores relacionados con tu enfermedad solamente irán a peor si decides incluir estos alimentos en tu dieta habitual.

A tu alcance existen numerosos alimentos que pueden sustituir eficazmente a los embutidos para que comiences a encontrarte mejor de tus problemas digestivos.

Por ejemplo, los quesos desnatados y sin sal son productos muy recomendables para calmar los síntomas del reflujo, por lo que puedes incluirlos sin miedo en tu dieta.

Del mismo modo, las carnes frescas de pollo o pavo te servirán para mantener una alimentación equilibrada sin riesgo de acentuar los problemas causados por el reflujo gástrico.

Tampoco está de más que incluyas en tu menú generosas raciones de frutas como los plátanos o las fresas.

Estos alimentos son perfectos para luchar contra la acidez interna de tu estómago y para darte un aporte de vitaminas, fibra y minerales que tu organismo agradecerá.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.