Té de Manzanilla Para la Gastritis

Té de Manzanilla Para la GastritisEn este artículo te voy a explicar cómo preparar el té de manzanilla para combatir la gastritis. 

La gastritis es una enfermedad compleja, difícil de sobrellevar.

Sus síntomas, como dolor de estómago, reflujo gástrico o problemas digestivos, son muy incómodos y pueden impedir que hagas una vida normal.

Si padeces de gastritis, seguramente estarás muy preocupado en encontrar un remedio que realmente te funcione.

Si has probado decenas de medicamentos y ninguno ha resuelto tu problema, te invito a que conozcas un poco más sobre los remedios naturales.

¿Se puede combatir la gastritis con remedios naturales?

Se puede y se debe emplear remedios naturales para combatir la gastritis.

En muchas ocasiones, los medicamentos no consiguen solucionar el problema e incluso agravan los síntomas de la gastritis.

Por eso te recomiendo que pruebes alguna infusión dirigida a combatir la gastritis.

Los remedios naturales no contienen sustancias químicas o nocivas para tu salud y actúan directamente sobre el problema.

Las infusiones pertenecen al ámbito de la fitoterapia o terapia con hierbas.

Una de las infusiones que mejor actúan sobre la gastritis es el té de manzanilla.

Bien preparado y tomado hasta tres veces al día, el té de manzanilla es un remedio muy efectivo y ayuda a calmar los síntomas de la gastritis.

A largo plazo, conseguirás que tu gastritis desaparezca, si combinas el té de manzanilla con unos hábitos alimenticios saludables.

¿Cómo ayuda la manzanilla a calmar la gastritis?

La manzanilla es una planta muy digestiva y con propiedades calmantes, capaz de reducir el dolor del estómago.

Son apreciadas sus propiedades relajantes, que ayudan a relajar las mucosas estomacales y a reducir el nivel de ansiedad, algo que suele perjudicar directamente en la gastritis, empeorando los síntomas.

La manzanilla es un protector de estómago natural, crea una capa protectora sobre la mucosa estomacal y la protege del exceso de ácido.

Su contenido en bisabolol, un aceite esencial, tiene un alto poder antiinflamatorio, capaz de reducir la inflamación de estómago y de las úlceras producidas por la gastritis.

La vitamina C que viene en las flores de manzanilla ayuda a reparar los tejidos dañados en el esófago por el reflujo gástrico.

Los mucílagos que contiene la manzanilla tienen altas propiedades digestivas, por lo que te ayudarán a proteger el estómago y a regular el nivel de ácido gástrico, que se dispara en los episodios de gastritis.

Si te das cuenta, la manzanilla tiene todas las propiedades que buscas en un remedio definitivo contra la gastritis.

Si la tomas adecuadamente, notarás los efectos desde el primer día.

Prepara té de manzanilla en casa

Normalmente, la manzanilla viene en dos formatos diferentes: en bolsita de tela para infusión o como flores secas sueltas.

Bolsita de manzanilla

Si compras las bolsitas de tela con manzanilla, asegúrate que sea manzanilla 100%, nada de mezclas.

La cantidad recomendada ya viene medida, una bolsita es igual a una taza.

Su preparación es muy cómoda y sencilla, basta con colocar la bolsita en una taza o vaso y agregar agua hirviendo sobre ella.

Tapa la taza o vaso y deja reposar por 10 minutos.

Flores sueltas

Si prefieres emplear las flores de la manzanilla que venden en los herbolarios o tiendas de dietética te aseguras de que la manzanilla que tomas es completamente natural.

Estas flores vienen secas y listas para ser usadas.

La medida que debes emplear es de 2 cucharadas de postre de flores de manzanilla para una taza o vaso.

Coloca las flores en el recipiente y agrega agua hirviendo sobre ellas.

Tapa el recipiente y deja reposar unos 15 minutos para extraer toda la esencia.

¿Cómo tomar el té de manzanilla?

Te recomiendo que no tomes más de tres tazas de manzanilla al día, ya que un exceso de té de manzanilla puede provocar desajustes digestivos.

Lo mejor es tomar una taza de manzanilla después de cada comida principal del día.

Esto te ayudará a tener una mejor digestión y también protegerá tu estómago para la siguiente comida.

En niños, la dosis se reduce siempre a la mitad.

Intenta que la infusión de manzanilla esté siempre caliente al momento de tomarla, ya que los líquidos calientes ayudan a regular el ácido estomacal.

Si necesitas endulzar la bebida, no utilices azúcares refinados porque estos azúcares dañan el estómago.

Intenta emplear endulzantes naturales como la miel o sacarinas.

Infusiones naturales para eliminar la gastritis

En el ámbito de la fitoterapia hay centenares de hierbas y flores que se emplean habitualmente para tratar dolencias comunes, como el dolor de cabeza o la ansiedad.

Para tratar la gastritis te recomiendo otras infusiones naturales que pueden ayudarte si la manzanilla no hace el efecto deseado o para que pruebes diferentes remedios y elijas el que más te guste.

Una infusión de anís es buena cuando la gastritis viene acompañada de gases.

Esta planta reducirá la inflamación estomacal y calmará tus dolores gracias a sus aceites esenciales.

Las semillas de hinojo tienen un efecto parecido al anís, reducen los gases y calman la inflamación de la mucosa estomacal.

Con la planta de romero, además de para cocinar, se emplea para tratar la gastritis en infusión.

Esta planta tiene la capacidad de luchar contra las bacterias que producen la gastritis y que desequilibran tu estómago.

La infusión de linaza es muy efectiva como protector estomacal natural.

Su alto contenido en fibra y en antioxidantes protege a la mucosa estomacal y esofágica del reflujo gástrico y también servirá para facilitar la digestión.

La melisa es una hierba con propiedades calmantes, que ayuda a reducir el dolor de estómago y calma los nervios, que empeoran los episodios de gastritis.

Todas estas plantas son fáciles de encontrar en herbolarios, tiendas de dietética o en bolsitas preparadas en el supermercado.

Te recomiendo que guardes las hierbas en bolsitas de plástico bien selladas o en botes de cristal para preservar sus propiedades y para que siempre tengas en tu cocina un remedio para la gastritis.

Los comentarios están cerrados.