Uso de Bicarbonato Para el Reflujo Gástrico

Uso de Bicarbonato Para el Reflujo GástricoEn este artículo te voy a hablar de los beneficios del bicarbonato para aliviar el reflujo gástrico. 

Seguro que, en más de una ocasión, has visto a algún familiar o amigo tomar un poco de bicarbonato después de comer para prevenir la aparición de un episodio de reflujo gástrico.

Pero, ¿es realmente positivo para combatir este problema de salud?

Quiero dedicar este artículo a resolver esta cuestión.

La respuesta es que sí.

El bicarbonato sódico se ha mostrado, desde hace mucho tiempo, como un efectivo remedio para aliviar, de forma prácticamente inmediata, la sensación de ardor propia del reflujo gástrico.

Esto se debe, fundamentalmente, a que es una sustancia alcalina que, al llegar al estómago, neutraliza los ácidos contenidos en él.

Por tanto, una vez este proceso ha acontecido, la probabilidad de que dichos ácidos lleguen al esófago a través del esfínter esofágico, son prácticamente nulas.

Además, muchos estudios también han demostrado que el bicarbonato de sodio ayuda a mantener equilibrados los niveles de pH del interior del estómago y, en general, del torrente sanguíneo.

Este factor también permite prevenir la aparición de futuros episodios de reflujo gástrico.

Existen muchas formas de tomar bicarbonato sódico para combatir el reflujo.

La primera de ellas y, probablemente, la más conocida y utilizada de todas, consiste en verter una pequeña cucharada de esta sustancia en un vaso de agua y revolver con una cuchara la mezcla.

Después solo hay que beber el contenido directamente.

Sin embargo, una forma muy aconsejable de tomar el bicarbonato sódico es mezclado con miel en una taza de agua tibia pues le dará un interesante punto de sabor y hará más fácil tomarlo.

De igual modo, también es posible mezclarlo con vinagre de manzana.

Estos elementos también son muy recomendables para el reflujo y redundarán en tu bienestar general.

Llegados a este punto he de hacer una pequeña consideración acerca del bicarbonato.

Y es que, debido a que parte fundamental de su composición es el sodio, no debes tomarlo si padeces problemas de corazón o relacionados con la hipertensión arterial.

Asimismo, el uso de esta sustancia es un remedio puntual para atajar los síntomas, por lo que si los episodios de reflujo acontecen de forma muy asidua, probablemente debas empezar a cuidar mejor tu alimentación.

En definitiva, puedo asegurarte que el bicarbonato sódico sí es recomendable para aliviar los síntomas del reflujo gástrico y para prevenir su aparición.

Por ello, no está de más que tengas un bote en tu despensa y, si aparece un episodio de malestar relacionado con este problema aunque cuides tu dieta, haz uso de él sin temor alguno.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.