Vitamina B Contra el Reflujo Gástrico

Vitamina B Contra el Reflujo GástricoEn este artículo te voy a hablar de la importancia de las vitaminas del grupo B a la hora de tratar el reflujo gástrico. 

El reflujo gástrico es el problema relacionado con el aparato digestivo que con más frecuencia suelen padecer las personas.

De hecho, se estima que, aproximadamente, el 60% de la población experimenta, al menos una vez al mes, un episodio de reflujo gástrico.

Afortunadamente, es posible combatirlo adoptando una dieta saludable basada en determinados alimentos, consumiendo cierto tipo de plantas e hierbas y sin necesidad de tomar medicamentos.

Por ello, en esta ocasión, me gustaría hablarte de las vitaminas del grupo B y de cómo pueden ayudarte a subsanar esta enfermedad.

La más importante de todas y, consecuentemente, la que más te puede ayudar a hacer frente al reflujo, es la vitamina B-12.

En este sentido, multitud de estudios han probado que aquellos que experimentan con asiduidad episodios de reflujo gástrico suelen tener muy bajos los niveles de esta vitamina en su organismo.

Esta vitamina se puede encontrar de forma natural en el pescado, los productos lácteos, los huevos, la carne roja y la carne de ave.

Además, también es posible comprar suplementos naturales de vitamina B-12 en farmacias y herboristerías, una opción ideal para ti si eres vegetariano, por ejemplo.

Pero hay otras vitaminas del grupo B que pueden ayudarte a reducir exponencialmente los síntomas del reflujo gástrico.

La primera de ellas es el ácido fólico, también conocido como folato o vitamina B-9, que se puede encontrar en los vegetales de hoja verde, en los frijoles, en los cereales y en el pan.

Además se puede encontrar en forma de suplementos alimenticios naturales.

Su eficacia a la hora de combatir la intensidad de la acidez, el dolor en la boca del estómago y, en definitiva, todos los síntomas relacionados con este problema está más que demostrada.

Por lo tanto debes asegurarte de que la incluyes adecuadamente en tu dieta.

La última de las vitaminas de la que te quiero hablar es de la piridoxina o vitamina B-6.

En general, su efecto es muy similar al de la vitamina B-9 en cuanto a combatir los síntomas del reflujo, si bien es cierto que tiene sus peculiaridades.

En este sentido has de saber que, al ser hidrosoluble, se elimina mediante la orina, por lo que deberás reponer los niveles diariamente con tu dieta incluyendo frijoles, carne de pollo, verduras y frutas.

Como has podido comprobar, existen muchas vitaminas del grupo B que pueden ayudarte tanto a acabar de una vez por todas con tu problema de reflujo gástrico como a reducir considerablemente el molesto efecto de los síntomas asociados a él.

Por ello, desde aquí te recomiendo que, si no consumes la suficiente cantidad de los alimentos que he descrito, empieces a hacerlo a partir de ahora.

Los resultados no tardarán en llegar.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.